Más de Reus

Aires nuevos en el restaurante de El Círcol de Reus

Urgellès y Macarrilla lideran la nueva etapa del restaurante de la histórica entidad

F. GRAS

Whatsapp
El chef Joan Urgellès, en el salón-comedor de El Círcol de Reus en la plaza Prim. Foto: A. González

El chef Joan Urgellès, en el salón-comedor de El Círcol de Reus en la plaza Prim. Foto: A. González

Es imposible hablar de El Círcol y no referirse a su majestuoso y señorial comedor con vistas a la plaza Prim. Un espacio que desea ser visitado por su belleza pero también por su buena cocina. Y aquí es donde entran Joan Urgellès y Xavi Martí Macarrilla, que hace menos de dos meses aceptaron la propuesta de la nueva junta directiva de la sociedad cultural y recreativa para coger el restaurante. Un proyecto en el que ambos chefs se han volcado totalmente y en el que desean imprimir su propio sello pero siendo fieles a la filosofía de una entidad con más de 150 años de historia.

Especialmente entusiasmado se muestra tras los fogones Joan Urgellès, la cara más visible de esta nueva etapa. Sobre todo, cuenta, tras la última experiencia fallida que ha vivido fuera de la ciudad. «Tenía claro que quería regresar a Reus, de donde no tendría que haberme ido nunca. Aunque no encontraba la fórmula hasta que un buen día me ofrecieron esta gran oportunidad», explica el copropietario y chef del restaurante que también quiere agradece la confianza depositada en él. Pero antes de dar el paso contactó con su amigo Xavi Macarrilla con el que crearía la sociedad que ahora gestiona el restaurante.

Los otros factores que hicieron decantar a ambos chefs por el proyecto gastronómico fueron las enormes posibilidades del espacio, su historia y arraigo con la ciudad. «Pienso que es el mejor local de Reus por sus características y ubicación», comenta Urgellès, quién no esconde que existe un cierto handicap por estar en una segunda planta y que todavía sigue vigente la errónea creencia de que es sólo para los socios.

Los nuevos responsables apuestan por una cocina de calidad y un excelente trato personal

«Me ha sorprendido que mucha gente me haya llamado preguntando si podía venir a comer y que no supiera que es un restaurante abierto a todo el mundo», subraya. Para subsanarlo, han empezado una campaña de difusión en las redes sociales y han instalado paneles informativos a pie de calle, justo delante de la entrada del Teatre Fortuny. También valora muy positivamente el esfuerzo y la voluntad que tiene la junta liderada por Patrícia Terradellas de seguir apostando por abrir la entidad a toda la ciudadanía.

En el apartado gastronómico, los nuevos responsables del local han optado por una cocina más clásica, pausada, bien elaborada y sin descuidar el trato personal. «Decimos que es un poco ‘afrancesada’ pero sin perder el toque mediterráneo con productos de proximidad y de gran calidad», señalan.

En estos momentos, la carta dispone de un menú diario que ronda los 25 euros, con precios especiales para los socios, y otros dos de degustación a partir de los 35 euros. Todos ellos están disponibles todos los días de la semana a excepción del domingo y el lunes por la noche, cuando la cocina está cerrada a diferencia del servicio de cafetería, que siempre está abierto. Una de las novedades de cara al invierno es abrir los domingos, algo que en la historia reciente de la icónica entidad nunca antes se había hecho.

Temas

Comentarios

Lea También