Reus Sucesos

Brutal agresión a dos hermanos en el asalto a su masía de Riudoms

Uno de los heridos, de 54 años, fue ingresado con policontusiones y conmoción cerebral. A pesar de que en un principio se habían barajado distintas informaciones, no es cierto que se tratara de un ajuste de cuentas por droga. La familia implicada no tiene antecedentes policiales de ningún tipo

J.Cabré

Whatsapp
La masía asaltada se encuentra en el término de Riudoms, pero se accede por la carretera de Vinyols. Foto: P.FERRÉ

La masía asaltada se encuentra en el término de Riudoms, pero se accede por la carretera de Vinyols. Foto: P.FERRÉ

Francisco terminó la noche del lunes en el hospital. Se llevó la peor parte de la paliza. A este masovero de 54 años de edad le golpearon sin miramientos en la cabeza y el cuerpo. Sufrió una conmoción cerebral, además de diferentes moratones por los puñetazos recibidos. Una ambulancia del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) lo trasladó poco antes de las diez de la noche del lunes hasta el Hospital Sant Joan de Reus donde recibió el alta horas más tarde.

A su hermano, de 51 años, y a su madre, de unos 80, los atendieron en la misma masía que cuidan. A la octogenaria sólo la inmovilizaron y la asustaron. Al pequeño de los dos hermanos también se llevó algún golpe, pero sin tanta fuerza como Francisco.

Los asaltantes, un grupo de seis o siete, accedieron a la vivienda, ataron a la anciana e inmovilizaron a los dos hijos. A pesar de que en un principio se habían barajado varias posibilidades, no es cierto que se tratara de un ajuste de cuentas por drogas. La familia de masoveros atacada no tiene antecendetes policiales de ningún tipo ni nunca antes se había visto implicada en ningún caso de drogas. "Nos pegaron porque se equivocaron de masía. Nosotros no tenemos nada que ver con drogas", explicó al Diari uno de los implicados, tal y como explicó uno de los afectados.

Los instantes después

Fueron las propias víctimas quienes pasadas las 21.30 horas del lunes llamaron al teléfono de emergencias –112– explicando lo ocurrido. La central activó a patrullas de Mossos y también pidieron el refuerzo de una ambulancia ante la paliza que había recibido Francisco y las agresiones al resto de ocupantes de esta finca rural.

Mossos alertó de lo ocurrido a las policías locales colindantes –Reus, Riudoms y Vinyols–, ya que los asaltantes habían huído y era necesario montar un dispositivo de búsqueda. El acceso a esta masía es por la carretera de Vinyols (T-314), a la altura del kilómetro 6. Allí se dirigieron los efectivos policiales para asistir a esta familia y poder conocer en primera persona qué había ocurrido.

La familia explicó a los agentes lo que había pasado: asalto, robo y agresión. Los asaltantes se llevaron varios televisores de esta masía y también un turismo que tenían. Una de las hipótesis es que tras no lograr el dinero o la droga que esperaban encontrar, se llevaron aquellos objetos de valor como aviso.

De hecho, la Guàrdia Urbana de Reus recuperó el coche de esta familia de masoveros. Se encontraba en la calle Jaume Vidal i Alcover y fue una patrulla que lo localizó durante la misma noche del lunes. Tras verificar que era el que habían robado horas antes, se llamó a la grúa y lo llevó al depósito municipal. Mossos analizará el vehículo antes de devolverlo a los propietarios. Se duda de que dejen pistas los asaltantes, pero nunca se sabe.

El robo del coche y posterior abandono podría ser una medida de seguridad de los asaltantes para dejar aislado a la familia durante la huida.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También