Más de Reus

Carlos Iaquinandi: «La cosas se logran movilizándose»

Entrevista al Impulsor del Centro Latinoamericano de Reus. Al servicio de América Latina. El Centro Latinoamericano ha recibido una Mención Honorífica Municipal

JOEL MEDINA ROMERO

Whatsapp
Carlos Iaquinandi en el local del Centro Latinoamericano de Reus  FOTO: ALBA MARINÉ

Carlos Iaquinandi en el local del Centro Latinoamericano de Reus FOTO: ALBA MARINÉ

Si hay algo valioso en las personas es la capacidad de comunicar y de transmitir. Carlos Iaquinandi (Bahía Blanca, 1943) es un periodista que sabe hacerlo a la perfección. Exiliado de su Argentina natal, ha trabajado durante muchos años por y para el pueblo latinoamericano.

¿Por qué se vio obligado a abandonar su ciudad natal?

Por la dictadura de Videla. En el año 76 se produjo el secuestro y asesinato de dos compañeros. El director de la radio donde trabajaba me hizo un arreglo y me marché a Madrid. Mi mujer y mis hijas llegaron dos meses después. Trabajé en una petroquímica y acabé viniendo a Reus.

Antes de crear el Centro Latinoamericano, impulsó el Comité de Solidaridad con América Latina...

Exactamente.

¿Cómo nació este Comité?

Se creó cuando llegué a Reus. Funcionó muy bien, pese a que era un grupo reducido. Pero con el tiempo se fue disolviendo, y como yo había tomado contacto con latinoamericanos que residían en la zona, nació el Centro Latinoamericano en 1988.

Durante estos 33 años de trayectoria, ¿cuáles son los proyectos más importantes que han realizado?

Hemos llevado a cabo infinidad de proyectos. Los encuentros en La Palma durante 15 años, la inauguración del local en el 96, la fundación de la Coordinadora contra el Racismo, el coro latinoamericano... Fuimos una de las primeras entidades en formar parte del Consell Municipal, creamos el Grupo de Apoyo a las Madres de Plaza de Mayo, impulsamos el hermanamiento de Reus con Bahía Blanca... Y así durante todos estos años.

Pero el periodismo no se marchó de su vida...

Nunca. Creamos SERPAL en el 1999, una agencia de noticias con más de 5.000 suscriptores. Durante 23 años tuvimos un programa de radio, ‘Cuando la tierra se hace canto’, y editamos quince números de la revista ‘El Chasqui’. El último se publicó en 2007, y ahí condensamos parte del trabajo hecho hasta el momento.

¿Qué diría hoy el Carlos del pasado viendo esta trayectoria?

Estaría orgulloso porque viví y he vivido. La vida se vive copa a copa, y he podido hacer muchas cosas que he creído justas. Cuando tenía alguna duda de si algo era justo o no, no lo he hecho.

¿Cómo ve actualmente el movimiento asociativo?

Creo que se ha perdido un poco la esencia. Ahora con internet, creemos que estamos en todas partes y no estamos en ninguna. Las cosas se cambian movilizándose, no hay otra forma.

¿Cuál es el futuro del Centro?

Hemos ido perdiendo fuerza en los últimos años. Y como te digo, la sociedad ha cambiado, ya no existe mucha gente que esté dispuesta a destinar su tiempo personal a estos proyectos. Es difícil.

¿Cómo ve la situación actual en América Latina?

Estamos en una encrucijada donde se terminaron muchas cosas y no ha nacido ninguna. Cuanto más ganan pocos, más pierden muchos. Y para que el mundo funcione como está funcionando, lo está pasando mal muchísima gente que no debería.

Temas

Comentarios

Lea También