Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cortan al tráfico el Raval Santa Anna por el desescombro de la casa hundida

El propietario también se ha visto obligado por el Ayuntamiento de Reus a apuntalar este inmueble deshabitado, cuyo tejado se hundió el pasado viernes sin causar daños personales
Whatsapp
Imagen de los operarios trabajando en el interior de la vivienda, con una grúa de grandes dimensiones a la derecha. Foto: Alba Mariné

Imagen de los operarios trabajando en el interior de la vivienda, con una grúa de grandes dimensiones a la derecha. Foto: Alba Mariné

El Raval de Santa Anna de Reus estuvo cortado al tráfico durante todo el día de ayer (desde las ocho de la mañana hasta las siete de la tarde) por culpa de los trabajos de desescombro del inmueble del número 4, cuyo tejado se hundió el pasado viernes al mediodía sin que tuviesen que lamentarse daños personales, ya que el inmueble estaba deshabitado. La circulación se ha desviado por la calle Salvador Espriu, en el mismo punto donde habitualmente se corta el Tomb de Ravals para desviar el tráfico hacia la plaza Pintor Fortuny. Los peatones han tenido que circular por la acera de delante de la finca. El corte ha sido necesario ya que para desarrollar los trabajos de desescombro ha sido necesaria la utilización de una grúa de enormes dimensiones.

El hundimiento del tejado del inmueble se produjo el pasado viernes día 13 de febrero, sobre las 12 del mediodía, sin causar daños personales. Los bomberos, agentes de la Guàrdia Urbana de Reus y técnicos del servicio municipal de Arquitectura inspeccionaron el edificio para determinar su estado y el posible riesgo. Después de la inspección se llegó a la conclusión que, aunque el tejado había caído sobre el forjado del piso inferior, no se produjo ninguna afectación, ni en la vía publica ni en los inmuebles colindantes. Además, se descartaron medidas externas de seguridad ya que no se detectó un peligro inminente. El consistorio dio de plazo hasta ayer a la propiedad del inmueble para la retirada de los escombros y apuntalar el edificio.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También