Más de Reus

Cuentos en braille para iniciarse en la lectura en la Biblioteca Central de Reus

La ONCE dona cuatro nuevos títulos a la Xavier Amorós y pone a punto la zona de baja visión, que ofrece telelupa y un ordenador adaptado

M. Pérez

Whatsapp
El concejal de Cultura, Daniel Recasens, y la directora de la ONCE en Reus, Arantxa Vallespí, en la zona de baja visión. FOTO: Fabián Acidres

El concejal de Cultura, Daniel Recasens, y la directora de la ONCE en Reus, Arantxa Vallespí, en la zona de baja visión. FOTO: Fabián Acidres

La Biblioteca Central Xavier Amorós ofrece, desde ayer, cuatro nuevos cuentos en braille. Los ha donado la ONCE, tal como explicó la directora general de la agencia en Reus, Arantxa Vallespí, para «ampliar las opciones disponibles». Estos libros «están en el sistema de lectoescritura para personas que tenemos problemas visuales, en relieve y, además, tienen el acompañamiento de texto en tinta para que los niños no se queden excluidos en las aulas, sino que puedan leer junto al resto de sus compañeros». Además, recientemente también se ha puesto al día la zona de baja visión de la biblioteca, que está equipada con una telelupa y ofrece un ordenador adaptado.

Los títulos en braille son Toca, toca!, L’aniversari d’en Peixet, La formiga distreta y L’erugueta goluda, orientados a un público infantil. Vallespí apuntó que «el relieve de las imágenes de sus páginas permite a las personas ciegas entenderlas con las texturas y los volúmenes, entrenando el tacto». Los libros son «para niños que se inician en la lectoescritura, que lo hacen con la misma edad que cualquier niño que empieza a leer, y para la Primaria», aunque «intentamos que haya variedad». La directora de la ONCE en Reus detalló también ayer que «es difícil que las bibliotecas tengan fondos muy amplios de este tipo, pero la verdad es que en la Xavier Amorós ya había algunos y ahora son más; tener más libros los hace más visibles para el resto de personas y normaliza también el braille». 

Sobre la zona de baja visión, Vallespí concretó que «la telelupa –un mecanismo que amplía el documento que se ponga bajo su foco– hace como diez años que está en la biblioteca pero se encontraba en desuso y hace poco que vinimos con nuestra técnica y la pusimos a punto; y en el ordenador instalamos un magnificador y un lector de pantalla». Así, «cualquiera que quiera hacerlo sabe que puede venir aquí a consultar toda la información a la que se accede a través de un ordenador».

Por su parte, el concejal de Cultura, Daniel Recasens, expresó que «los libros que nos ha regalado la ONCE permiten trabajar a través del tacto y de los detalles, y son muy iniciales para que los primeros lectores también tengan material adaptado». De esta manera «hacemos grande el fondo de la biblioteca gracias a ellos, y también mejoramos la zona de baja visión para, por ejemplo, poder leer el periódico de la mejor manera posible». «Queremos llegar a cuantos más lectores mejor», concluyó.

Temas

Comentarios

Lea También