Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dulceida llega y desata la histeria en Reus

Centenares de jóvenes llenan durante toda la tarde la calle Monterols a la espera de poder fotografiarse con la estrella de la moda con motivo de la inauguración de una tienda de zapatos

Cristina Valls

Whatsapp
La calle Monterols saturada de jóvenes que esperaban ver a la famosa bloguera. Foto: cedida

La calle Monterols saturada de jóvenes que esperaban ver a la famosa bloguera. Foto: cedida

Gritos, colapsos y centenares de fans al borde de un ataque de nervios. Así es como la juventud reusense ha recibido este viernes por la tarde a la famosa bloguera de moda Aida Domènech, más conocida como Dulceida en las plataformas de Instagram y Youtube. La también 'influencer' ha acudido hoy a la capital del Baix Camp para inaugurar la recién abierta zapatería de la calle Monterols, Yellow Shop Reus, y ha desatado la histeria. Ya lo hizo con la de Lleida y ha acudido hasta la ciudad para así bautizarla. "Nosotras la seguimos desde hace más de un año y estamos enamoradas, tanto de ella como de su novia. Nos parecen muy naturales y cuando muestran su día a día nos parecen de lo más cercanas", han explicado al Diari Patrícia Rodríguez y Judit Hostos, quien junto a su otra amiga hacían cola momentos antes del gran acontecimiento. Según ellas, el hecho de que "se abra al mundo de esta manera, nos parece una muy buena forma de comunicar y entretiene muchísimo. No nos perdimos la entrevista con Risto Mejide la televisión".

Por su parte, los comercios de delanta también han alucinado con tal expectación. Y es que más de una dependienta se ha tenido que enterar sobre la marcha, aunque tampoco ha sido difícil. "Ha habido gente que se ha puesto a hacer cola al lado de la puerta este miediodía y no se ha movido. Luego todas nos hemos puesto a mirar en internet para ver qué pasaba", ha explicado una dependienta de una tienda de ropa ubicada justo en frente. 

Una cola que llegaba al Mercadal

La cola que iba desde este comercio hasta la plaza del Mercadal ha acogido centenares de jóvenes y una gran cantidad de chicas en su mayoría, aunque chicos también los había. "Yo no lo conocía mucho, he venido por mi grupo de amiga. Pienso hacerme una foto y colgarla, por puro 'postureo'", se ha reído Iván Ramírez, nervioso a la vez que estratégico. "Tenemos muy claro lo que le preguntaremos a Dulceida: cómo concide su estilo, cómo prepara su contenido y cómo lleva el peso de la fama", han continuado las compañera de Ramírez, Mireia Coll, Ainhoa Morera, Ainhoa Puig.

Después de una hora y cuarto y de diversas falsas alarmas, los gritos han anunciado el momento esperado y, las vallas metálicas colocadas para definir la cola, también.La persiana del comercio se ha abierto y la gente ha entrado dosificada y por grupos. A partir de ese momento, el ritmo no ha parado y la presencia del personal de vigilancia se ha arremolinado a la entrada para controlar la cantidad de gente. "Nosotros hemos estado esperando 5 horas y hemos salido casi corriendo. Hemos tenido muy poco tiempo con Dulceida, no le hemos podido preguntar nada y sólo dejaban hacer una foto por grupo", han opinado Eric Liria i Maria Rodriguez, unos de los primeros en entrar.  Cabe destacar que la cantidad de familias que han acompañado  a sus jóvenes adolescentes también ha sido cuantioso e iban muy bien equipados con cámaras y móviles.  

 

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También