Reus Munta i Baixa

El 27 de diciembre de Dos hombres y un destino

Efemérides. Hoy se cumplen 150 años del atentado que mató a Prim y dos del fallecimiento del polémico criminólogo que intentó reescribirlo

JOSEP CRUSET

Whatsapp
Fotograma del thriller histórico ‘Prim, el asesinato de la calle del Turco’, telefilme dirigido por Miguel Bardem en 2014. FOTO: RTVE

Fotograma del thriller histórico ‘Prim, el asesinato de la calle del Turco’, telefilme dirigido por Miguel Bardem en 2014. FOTO: RTVE

Algunas de las cosas más extravagantes que sucedieron en torno al bicentenario de Prim en 2014 tuvieron como protagonista al criminólogo Francisco Pérez Abellán y sus teorías sobre el asesinato del general. Como la realidad siempre supera a la ficción, el destino aún nos iba a deparar la más rocambolesca: el fallecimiento de Pérez Abellán un 27 de diciembre, el mismo día del atentado que acabó con la vida del militar y político reusense.

Hoy se cumplen 150 años del magnicidio de la calle del Turco –y dos de la muerte del polémico criminólogo–, a consecuencia del cual Prim falleció tres días después. La nueva efemérides invita a hacer balance de la celebración del bicentenario de su nacimiento en 2014, en que numerosas instituciones promovieron iniciativas para difundir la figura de Prim, destacando las realizadas por el Ayuntamiento de Reus y la Sociedad Bicentenario General Prim.

En su ciudad natal, entre otros muchos actos, la conmemoración sirvió para restaurar la tumba y el cuerpo momificado y trasladar el mausoleo a la entrada del cementerio, un nuevo emplazamiento que destaca por su pulcritud y elegancia. El proyecto permitió realizar un examen forense al cadáver, en el que participó la llamada Comisión Prim, creada al amparo de la Universidad Camilo José Cela y presidida por Pérez Abellán, con el afán de encontrar elementos novedosos sobre el asesinato del catalán que más poder ha ostentado en España.

Su primera hipótesis fue que Prim había fallecido el mismo 27 de diciembre de 1870 y su muerte ocultada durante tres días, para después dar paso a la que alcanzó más eco mediático: el entonces presidente del Gobierno había sido estrangulado a lazo para evitar que se recuperara de sus heridas. Así se desprendía, según una forense, de unos surcos en el cuello y de indicios de apuñalamiento por la espalda, lo que dio pie a Pérez Abellán a desarrollar diversas teorías de la conspiración.

Una polémica digna de estudio

Pese a que no hubo más investigadores que avalasen esta conclusión, que tanto los historiadores como el resto de forenses consideraron un dislate, su éxito de audiencia en forma de libros, programas televisivos, tertulias radiofónicas y artículos periodísticos, fue notable. El ruido generado ha merecido incluso un estudio académico de Diego Cameno, de la Universidad Complutense de Madrid, publicado en la Revista Internacional de Historia de la Comunicación en 2019.

Bajo el titulo El bicentenario del general Prim y la polémica sobre su asesinato en los medios de comunicación españoles, Cameno concluye que «el 2014 pretendió ser, por parte de los historiadores, el año Prim. Esta loable tarea se vio ensombrecida por aquellos que nunca pretendieron divulgar la vida y obra del personaje. Simplemente se valieron de artículos sensacionalistas y artículos oportunistas para acaparar la atención de medios y ciudadanos. No es el primer caso de oscuros personajes que, sin ser historiadores, pretenden reescribir la Historia, no con fines didácticos sino anhelando la notoriedad y el reconocimiento individual; si la Historia sale malparada por el camino poco importa. El caso Prim es un ejemplo de la facilidad con la que una extravagante teoría puede gozar de espacio en los medios».

Temas

Comentarios

Lea También