Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Reus reduce de 49 a 14 días el pago medio a sus proveedores

El consistorio cerró el 2016 abonando las facturas en menos de 30 días. También recortó la deuda financiera por habitante de los 1.600 a los 984€ y espera cerrar el 2017 con un endeudamiento de todo el grupo de 230 millones

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo de un pleno municipal celebrado a finales de año.  FOTO: a. gonzález

Imagen de archivo de un pleno municipal celebrado a finales de año. FOTO: a. gonzález

El Ayuntamiento de Reus logró cerrar el 2016 pagando de media  a sus proveedores a 14 días. Así se desprende de los datos consultados por el Diari que, además, señalan un importante descenso en los últimos años, ya que en 2014 el consistorio abonaba las facturas a 49 días. La voluntad expresada en distintas ocasiones por el equipo de gobierno ha sido la de mantener la misma línea de contención y racionalización del gasto público que en los ejercicios anteriores. 

Hay que tener en cuenta que las cifras expuestas relativas al pago medio a proveedores no incluyen el periodo de tramitación administrativo que marca la Ley. Éste otorga a cualquier administración un periodo de 30 días desde el conocimiento de la factura para que pueda tramitarla hasta su aprobación. Es entonces cuando se inicia el plazo legal de treinta días para que se haga efectiva según indica la actual Ley de Morosidad.

Otro dato relevante a nivel financiero al respecto del cierre de 2016 es la reducción de la deuda financiera por habitante, pasando de los 1.600 euros en 2014 a los 984 euros al cierre del año pasado. Unos datos que reflejan el acierto en las decisiones financieras de los últimos años y que, junto con los inicios de la recuperación económica, han permitido haber reducido en 154 millones la deuda con los bancos.

Al finalizar el 2016, el grupo Ayuntamiento de Reus (que incluye el consistorio, empresas municipales y organismos autónomos) cerró  el curso con un endeudamiento de 250 millones de euros. Además, las previsiones realizadas desde el consistorio apuntan a cerrar el 2017 con un endeudamiento de unos 230 millones de euros. Una línea que ha permitido liquidar  tanto el Plan de Ajuste, que se solicitó para pagar las facturas atrasadas, y recuperar la posibilidad de ir de nuevo a crédito para acometer nuevos proyectos.

Como ya se ha apuntado en alguna ocasión, la reducción de la deuda del Ayuntamiento tampoco  se entendería sin analizar la reestructuración societaria y la transformación en empresas de mercado. Unos cambios que se concentraron en la disolución del holding Innova, acelerada por el cumplimiento de la Ley, y la fusión por absorción de distintas empresas quedando reducidas a las tres actuales (antes eran 18). 

Éstas han quedado finalmente lideradas por Reus Serveis Municipals, sociedad encargada de prestar los servicios de Aigües de Reus y Serveis Funeraris. Las obras dos serían Reus Servei i Mobilitat i Reus Desenvolupament Econòmic.

Comentarios

Lea También