Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Hospital Sant Joan de Reus triplicará la capacidad de su UCI

La instalación sanitaria tiene 23 hospitalizados por Covid-19, 15 en planta y 8 en la unidad de cuidados intensivos

J. SALVAT-C. POMEROL

Whatsapp
Imagen de archivo de la fachada del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ/DT

Imagen de archivo de la fachada del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ/DT

En vistas al aumento de infecciones de coronavirus que CatSalut prevé para este fin de semana, el Hospital Sant Joan de Reus triplicará su capacidad de camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Así lo anunció ayer el concejal de Salud de Reus, Òscar Subirats, en una comparecencia telemática para actualizar las cifras y medidas respecto a la crisis del coronavirus del Comité de Emergències de la ciudad.

Los datos más actuales que tiene el consistorio son del lunes por la noche y cifran en 23 el número de personas hospitalizadas por Covid-19 en el centro sanitario de la capital del Baix Camp: 15 de ellas están en planta y las ocho restantes, en la UCI.

Sin embargo, Subirats recalcó que «este no es el número absoluto de positivos en la ciudad de Reus, ya que no se han contabilizado los positivos leves en cuarentena en su casa», datos que gestiona la Regió Sanitària Camp de Tarragona.

Además de incrementar el espacio del Hospital Sant Joan, el Ayuntamiento ya estudia la gestión de nuevos espacios en prevención de un escenario más grave. En ese caso, las instalaciones del hospital viejo de Reus, ahora explotadas por el CMQ, sería una de las primeras piezas que entrarían en acción. Así lo confirmó el concejal de Salud, que recordó que «ya ha desprogramado su actividad y tiene la mayor parte de su capacidad a disposición de lo que se decida en coordinación con la Regió Sanitària». Sin embargo, explicó que, por ahora, el Hospital Sant Joan puede cubrir las necesidades actuales y garantizar la atención de los nuevos casos inmediatos.

También en ámbito sanitario, el consistorio se posicionó en contra de la utilización profesional y rutinaria de material sanitario de confección casera, como las mascarillas, tal y como ya se ha hecho desde la Generalitat. «No podemos dar apoyo a esta iniciativa, coordinarla ni homologar este material», señaló Subirats.

El Ayuntamiento de Reus estudia nuevos espacios para los infectados

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, aprovechó la comparecencia para lanzar un mensaje tranquilizador a la ciudadanía, asegurando que el consistorio «está haciendo los deberes».

En este sentido, Pellicer recalcó que las prioridades del gobierno local son «la atención a las personas más vulnerables, la seguridad en la calle y la atención sanitaria».

Montserrat Vilella, concejala de Benestar Social, remarcó el «gran esfuerzo» que se está haciendo para intentar que la crisis sanitaria y económica del coronavirus no castigue con tanta fuerza a los colectivos más vulnerables. «Garantizamos que podremos llegar a todas las urgencias sociales», recalcó la concejala. En este sentido, detalló, se presta especial atención a la gente mayor, a la infancia en riesgo, a los sintecho y a las mujeres víctimas de violencia de género, además de procurar un seguimiento a los inmigrantes y a las personas con enfermedades mentales.

En Tarragona

En Tarragona ciudad, los casos de afectados por coronavirus van creciendo y las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales van quedando pequeñas, como en la mayoría de ciudades. Faltan camas. Hoy está previsto que el Departament de Salut explique cómo se van a organizar los centros sanitarios de la demarcación para poder atender a toda la población infectada por el Covid-19. Los planes de contingencia darán respuesta al momento actual.

Muestra de la grave situación que se está viviendo es que hay hospitales que no pueden hacer frente a los enfermos que llegan por falta de espacio en la UCI y se ven obligados a derivarles a otros centros. Así ocurrió el pasado lunes en el Hospital de Santa Tecla, cuando los nueve boxes de la UCI estaban ocupados. La dirección derivó a algunos pacientes del Hospital Joan XXIII, donde aún había disponible alguna habitación.

Al día siguiente, Santa Tecla habilitó cinco boxes de UCI más entre la zona de quirófanos y la de Urgencias. Todos ellos cuentan con las necesidades básicas para poder atender un afectado por coronavirus, sobre todo con los respiradores.

Cabe recordar que son muchos los hospitales de la provincia que no tienen UCI o bien cuentan con pocos boxes y derivan a los pacientes a otros centros sanitarios de la zona.

Comentarios

Lea También