Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El gobierno y Ensenyament abren un nuevo grupo de P3 en el Eduard Toda

La concejal de Ensenyament, Dolors Sardà, carga contra el PSC por crear «alarmismo» entre las familias

Marc Càmara

Whatsapp
Generalitat, Ayuntamiento, comunidad educativa y representantes de padres y madres durante la Taula Mixta d’Ensenyament. FOTO: Marc Càmara

Generalitat, Ayuntamiento, comunidad educativa y representantes de padres y madres durante la Taula Mixta d’Ensenyament. FOTO: Marc Càmara

La Taula Mixta d’Ensenyament en Reus reunida ayer en la Oficina Municipal d’Escolarització, acordó abrir un nuevo grupo de P3 en la escuela Eduard Toda ante un inesperado incremento de la demanda en la zona sur de la ciudad. 

Así lo explicaron la delegada territorial del Departament d’Ensenyament, Imma Reguant, y la concejal de Ensenyament de Reus, Dolors Sardà. 
Reguant aseguró que «por como se han repartido las peticiones de las familias, tenemos que abrir un nuevo grupo en el Eduard Toda, algo que ya teníamos previsto». 

La decisión se tomó porqué, según Reguant, «en base a la demanda de primeras, segundas y terceras opciones, hemos escogido el centro con el que podemos dar solución a más familias»

Con el nuevo grupo, «un 94% de las familias podrán llevar a sus hijos al centro de primera opción», aunque el porcentaje se prevé que incremente con las matriculaciones, cuando se hayan descartado duplicidades. 

Una cifra que la concejal Dolors Sardà considera «razonable». Si el jueves era el PSC quien criticaba el elevado número de familias que no podrían llevar a sus hijos al centro de primera elección, ayer fue Sardà quien cargó contra los socialistas. «Cuando gobernaban las cifras de familias que se quedaron sin primera opción fue de 117 en el curso 2010-2011, de 132 en el curso 2009-2010 y de 157 en el 2008-2009».

«Una cifra que duplica la que ellos mismos criticaron». 

Sardà criticó duramente a los socialistas, a quienes acusó de frivolizar con «datos sacados de contexto» y de crear «alarmismo entre las familias» en un proceso que consideran que «no se puede dar aún por cerrado» has el proceso de matriculación. 

La concejal de Ensenyament defendió su legado, asegurando que las dos líneas de P3 cerradas este curso en la ciudad, en los centros Joan Rebull e Isabel Basora, no han repercutido en la preinscripción. «En la zona norte y este de la ciudad, las plazas disponibles han sido suficientes». 

El PSC, satisfecho

El Partido Socialista en Reus, que el jueves criticó «la mala planificación» de la educación en la ciudad, se muestra satisfecho con la decisión del gobierno municipal y el Departament d’Ensenyament. 

Reiteran que «en el caso concreto del Eduard Toda, había una oferta de 22 plazas con una previsión de que 26 hermanos tenían que inscribirse. Al final ha habido 35 solicitudes». 

Aún así, lamentan que Sardà «compare la situación con épocas anteriores, cuando la ciudad recibía aludes de recién llegados cada mes». 
Los socialistas insisten que «el gobierno ya sabía cual seria la situación en las aulas para el curso 2018-2019, porqué se trata de niños y niñas que nacieron hace dos años y que, por lo tanto, forman parte del padrón municipal». 

Cierto es que desde la concejalía y desde el Departament de Ensenyament admitieron que les había sorprendido el grueso de peticiones en determinados centros. 

«Cada año planificamos de nuevo. En base a los porcentajes y a los análisis de los técnicos ponemos la oferta, de forma equilibrada, en el municipio», dice Imma Reguant desde la Generalitat, que admite que este año «el porcentaje ha sido más elevado que el planificado». 

La idea, según Reguant, es dar estabilidad a los centros, por lo que podría deducirse que la escuela Eduard Toda mantendrá el grupo de P3 para el año próximo. 

Temas

Comentarios

Lea También