Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El gran hermano en Sant Josep Obrer

El alcalde Pellicer anuncia en el debate #ReusParla de CRTV y la SER que quiere instalar cámaras de vigilancia en los barrios más conflictivos

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de los portavoces de los partidos que ayer intervinieron en el debate #ReusParla.  Foto: alfredo gonzález

Imagen de los portavoces de los partidos que ayer intervinieron en el debate #ReusParla. Foto: alfredo gonzález

El debate de la vigilancia en la vía pública con cámaras de seguridad no es nuevo. Incluso recuerdo los acalorados debates que mantuvieron detractores y afines cuando se puso sobre la mesa la instalación de videocámaras en las principales calles comerciales. Pasados varios años, la situación parece que se repetirá, aunque el resultado podría ser bien distinto al fallido anteriormente. El alcalde de Reus, Carles Pellicer, anunció ayer que se instalarán cámaras de seguridad en las calles «de los barrios más conflictivos de la ciudad como Sant Josep Obrer». Una medida que, además, se vería reforzada con un aumento de nueve agentes más de la Guàrdia Urbana para aumentar la vigilancia en la calle.

Así fue como Pellicer finalizó su intervención en el bloque dedicado a la seguridad en el debate a siete #ReusParla organizado por Canal Reus TV y la SER en el auditorio de Santa Llúcia. Una afirmación que descolocó a sus adversarios políticos que no llegaron a rebatir la propuesta a diferencia de algún asistente, que sí que hizo alguna exclamación.

La inseguridad ciudadana fue uno de los temas que más tiempo centró la intervención de los representantes de los partidos políticos. Éste, y la preocupación generada por la ocupación ilegal de los pisos vacíos. Una problemática que los propios vecinos tacharon como una de sus principales preocupaciones. Y es que los políticos también se tuvieron que someter a las preguntas de los ciudadanos.

El otro apartado que generó más debate, relacionado también con las necesidades básicas de la ciudadanía, fue el Hospital Sant Joan. En este apartado, los tres socios de gobierno (CiU, ERC y Ara Reus) se mostraron convencidos de sacar el centro hospitalario hacia adelante. Más escépticos fueron el resto de formaciones. Sobre todo el portavoz del PSC, Francesc Vallès, que siguió con su línea crítica sobre la gestión realizada. Una intervención que recibió respuesta por parte de la líder republicana, Noemí Llauradó, y de Pellicer, si bien anunciaron más novedades para el día de hoy con la presentación de un informe.

El alcalde y Vallès protagonizaron el cara a cara más punzante de la tarde cuando salió a relucir la cultura. Vallès acusó a CiU de haber acabado con la capitalidad cultural que tenía la ciudad, mientras que Pellicer contestó que para opinar «la cultura hay que ir a verla y vivirla».

Las otras disputas entre los siete portavoces estuvieron más centradas en reclamar más tiempo a los presentadores que en otra cosa. En este punto, el portavoz de Ara Reus, Jordi Cervera, fue el más hábil, si bien se mostró, como todo el resto, bastante conservador en sus intervenciones. Y es que, si bien la iniciativa de #ReusParla fue de lo más acertada, quizás el hecho de estar todavía en el inicio de la legislatura hizo que la estrategia de los ponentes fuera el de hacer más un mitin que un debate.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También