Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus SUCESOS

El incendio mortal de Reus apunta a un nuevo caso de pobreza energética

Los hechos han ocurrido esta madrugada en un domicilio de la calle Santa Anna, donde ha fallecido una mujer de 81 años. Al parecer, el fuego lo habría provocado una vela

Mònica Just

Whatsapp
Acceso al piso donde han ocurrido los hechos, en un viejo edificio de la calle Santa Anna. Foto: Alfredo González

Acceso al piso donde han ocurrido los hechos, en un viejo edificio de la calle Santa Anna. Foto: Alfredo González

Una trágica historia enmarcada dentro de la pobreza energética. Esto resumiría muy probablemente los hechos ocurridos este lunes en el número 18 de la calle Santa Anna, cuando una mujer de 81 años falleció víctima de un incendio. El fuego se ha declarado alrededor de las tres de la madrugada en el domicilio de la víctima, una mujer de nacionalidad española que residía sola y se habría visto sorprendida al quemar el colchón de la habitación donde dormía. Posteriormente, se cayó y habría fallecido por inhalación de humo.

Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para aclarar las causas de los hechos, pero la principal hipótesis con la que trabajan ya desde el primer momento es que se trataría de un incendio accidental, provocado por una vela. Y es que, al parecer, la anciana atravesaba una situación económica complicada y tenía cortado el suministro de la luz, motivo por el que usaba velas. Tenía relación con su nieta, que la visitaba a menudo y le habría llevado la cena la noche anterior, según señalan distintas fuentes consultadas.

Según han informado los Bombers de la Generalitat, que activaron seis dotaciones, efectivos del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) practicaron a la anciana maniobras de reanimación cardiorrespiratoria, pero no pudieron salvarle la vida. El fuego se ha controlado en media hora y ha sido dado por extinguido a las 4.30 horas.

A causa de los hechos, un bebé de un año y un hombre de 43 han tenido que ser atendidos por lesiones leves. Ha sido en el mismo lugar de los hechos y les han dado de alta in situ.

El fuego ha alterado a los vecinos de este céntrico edificio del núcleo histórico de la ciudad, que ha sido desalojado de madrugada, pero también a los comerciantes y restauradores que a primera hora han llegado para abrir sus establecimientos sin tener noticias de lo que había ocurrido.

Comerciantes y restauradores de la zona que estaban subiendo las persianas de sus tiendas tuvieron que ventilar el espacio debido al fuerte olor a humo. De hecho, la responsable de un establecimiento que se halla en los bajos del mismo edificio lamentaba que no sabía nada y que nadie les había informado. «Han desalojado el edificio y no sé nada más. Me he quedado perpleja», señalaba. La puerta del 2º B donde se produjo el incendio estaba abierta a media mañana. La vivienda estaba muy afectada y había un cordón policial en el mismo rellano que impedía el acceso. El fuerte olor a humo todavía estaba presente en el viejo edificio, y era aún más intenso en el ascensor. Aun así, los residentes de los otros pisos desalojados por prevención pudieron volver a su casa pocas horas después de los sucesos.

‘He escuchado mucho ruido’

Pedro Rodríguez andaba agobiado y preocupado por la calle. Vive en el edificio contiguo al que han ocurrido los hechos y su piso toca con el que se incendió. «Me he levantado a las tres de la madrugada para ir al baño y he escuchado mucho ruido», ha explicado, recordando que «no tenía ni idea de qué estaba ocurriendo». Abrió la ventana y vio ambulancias y vehículos funerarios. «Yo siempre abro la ventana para ver qué tiempo hace, sea la hora que sea. Y esta madrugada me he encontrado con todo esto», lamentaba.

En lo que se refiere al resto de la calle, la mayoría de los comerciantes, esta mañana no sabían nada. Al margen de los comentarios y la puerta del inmueble afectado abierta, las secuelas del incendio eran inapreciables a pie de calle, ya que el piso afectado estaba en la parte interior. Así que comerciantes y restauradores se han encontrado con la sorpresa cuando llegaban para abrir sus establecimientos.

Por su parte, el alcalde de Reus, se ha desplazado hasta el lugar del incendio ya de madrugada, cuando la Guàrdia Urbana ha recibido la alerta. También ha asistido la concejal de Benestar Social, Montserrat Vilella, para atender en primera instancia a familiares y vecinos.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También