Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El plan parcial urbanístico asegurará la reconstrucción de la chimenea del Passeig Mata

El consistorio modificará su redactado para que la estructura sea levantada de nuevo. Los trabajos de desmontaje empezaron ayer pero se suspendieron por culpa de la intensa lluvia

Francesc Gras

Whatsapp
Dos operarios derribando la parte superior de la chimenea. Foto: A. G.

Dos operarios derribando la parte superior de la chimenea. Foto: A. G.

El Ayuntamiento de Reus modificará el plan parcial de la zona del paseo Mata para asegurar la reconstrucción de la chimenea de La Fàbrica. El concejal de Urbanisme, Marc Arza, explica que la medida es un mecanismo de defensa para salvaguardar la estructura. Así pues, ante una posible actuación urbanística futura se obligará a los promotores a levantar de nuevo la chimenea. «Esto no significa que si se logra una línea de subvención el año que viene o cuando sea se decida recuperarla de inmediato», reflexionaba Arza. La zona está catalogada como urbanizable y los trabajos que se están llevando a cabo en estos momentos corren a cargo de la familia propietaria.

La grúa de grandes dimensiones y los operarios empezaron a desmontar la chimenea ayer por la mañana aunque tuvieron que suspender la actividad por culpa de la intensa lluvia que cayó durante varias horas en la ciudad. Las primeras actuaciones, a cargo de la empresa Profitex, se centraron en derribar toda la parte superior de la estructura, una de las más dañadas por el impacto del rayo. A continuación se aseguró la zona más alta antes de que la lluvia empezara a caer. Se calcula que los trabajos de desmontaje finalicen esta semana.

 

La más alta de la ciudad

Los técnicos municipales calculaban el lunes que de los 50 metros actuales se podrán mantener en pie 16. Una vez erradicado el peligro, los vecinos podrán regresar a sus hogares. Cabe recordar que desde el pasado domingo 25 vecinos de tres edificios colindantes fueron desalojados por el consistorio como medida preventiva. También será entonces cuando se reabrirá el tráfico en todo el paseo Mata, cortado parcialmente desde que ocurriera el suceso. Los hechos ocurrieron el domingo de madrugada cuando un rayo impactó contra la chimenea y la dejó agrietada de arriba a abajo.

Los estudios realizados tanto por el Ayuntamiento como por la Generalitat alertaban del riesgo real que se derrumbara y aconsejaban una actuación contundente e inmediata. El alcalde de Reus, Carles Pellicer, y mucho a su pesar, tomó la decisión con el fin de «garantizar en todo momento la seguridad de los vecinos y el entorno». En medio de todo lo sucedido, resulta relevante destacar que la estructura estaba desprovista de pararrayos desde hace varios años. Esto es así, manifestaron desde el consistorio, porque fue retirado tras su última rehabilitación. La actual normativa, perteneciente al 2006, obliga a todos los edificio o estructuras de una altura similar a tener pararrayos.

 

Bòbila Sugranyes

La chimenea de La Fàbrica era la más alta de la ciudad (50 metros) y representaba todo un icono y símbolo de su poder industrial de finales del siglo XIX y XX. Construida en 1911, pertenece a la antigua fábrica Weger de productos tartáricos y su parte superior presentaba elementos modernista s. Por estos motivos, y al igual que las otras seis que pueblan el paisaje urbano de Reus, está catalogada dentro del Pla Especial de Protecció del Patrimoni Arquitectònic, Historicoartístic i natual de la ciudad.

La última chimenea restaurada fue la de El Forn d’en Sugranyes, ubicada en la autovía de Reus a Tarragona. También fue la última en ser catalogada dentro del plan de protección del consistorio reusense y los trabajos fueron encargados a Joan Figuerola.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También