Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El turismo de interior cierra el puente con alta ocupación

Casas rurales, campings y enoturismo consolidan su oferta y atraen, sobre todo, a público familiar

Cristina Valls

Whatsapp
Durante el puente, Càmping Prades Park tuvo la mayoría de bungalows y mobil-homes llenos. FOTO: Càmping Prades Park

Durante el puente, Càmping Prades Park tuvo la mayoría de bungalows y mobil-homes llenos. FOTO: Càmping Prades Park

Pasar unos días al aire libre, una escapada rural improvisada, largos paseos por la montaña, actividades maridadas con vino o visitas a bodegas para conocer su funcionamiento. Estas son algunas de las muchas ofertas disponibles en zonas del interior del Baix Camp y el Priorat. Acostumbran a ser elecciones muy demandadas por estas fechas a pesar de la desestacionalización y por el puente de la Purísima se han convertido en alternativas claves. De hecho, el sector se despide de estos días con optimismo y buenas sensaciones. 

Esta semana, de hecho, el turismo de interior ha acogido un alto volumen de gente. Las ocupaciones en campings, por ejemplo, rondan el 75% en el caso de bungalows y en un 50% se posicionan las parcelas, aunque hayan menos disponibles por estación. «La riqueza de la geografía de nuestra provincia aporta muchas posibilidades de ocio y vacaciones durante todo el año. El interior es una opción que se ha potenciado con el tiempo», explica el presidente de la Associació de Campings de Tarragona, Costa Daurada i Terres de l’Ebre, Joan Anton.

Por otra parte, desde el Càmping Prades Park también dicen haber aprovechado el puente. «Estamos satisfechos con los resultados. Los campings de interior cada vez son una oferta más completa, ya que se dan a elegir muchas opciones para que las familias con hijos opten por este tipo de escapadas», manifiestan. 

Un toque navideño

La cercanía con las fiestas navideñas, también les ha ayudado a potenciar la oferta con actividades relacionadas. «Hubo muchos niños que se llevaron un Tió en miniatura a casa para hacer que creciera en casa hasta el día indicado», continúan desde Càmping Prades. Estos días han tenido muchas familias alojadas, «incluso hemos llenado todos nuestros bungalows y mobile-homes. Muchos han subido a Prades con la caravana y la familia al completo, a pesar de las bajas temperaturas», remarcan. 

Y es que la programación de actividades para todos los públicos les ha supuesto un gran foco de atracción. En consecuencia, los padres están más tranquilos al dejar a sus hijos jugando en el parque del camping o en una zona de juegos vigilada.

El enoturismo alcanza el 80%

Por otra parte, las casas rurales y el sector del enoturismo en general se han disputado como los destinos de más éxito durante el puente con una ocupación de un 80%. Desde la Associació Priorat Enoturisme, reconocen que «nos esperábamos buenas cifras, pero no tan altas». «Un 50% son público familiar, aunque el tipo de perfil mayoritario que se suma a actividades maridadas con vino son parejas sin hijos», señala la vicepresidenta de Priorat Enoturisme, Isabel Vila. El éxito también lo atribuye a las diferentes actividades que se han ido realizando estos días del puente de diciembre en la zona. 

«Ha habido actividades musicales que también han movido a mucha gente y en las que también se realizaban catas de vino. El enoturismo está llamando a mucha gente y puede tratarse de una escapada de un día, de una excursión a una bodega o pasar unos días fuera entre viñedos», continua la vicepresidenta. 

Los productos de la tierra también han ejercido de reclamo a los turistas autóctonos en el campo del enoturismo. Son ejemplos la Fira de l’Oli Baronia de Cabacés y la Festa de l’Oli de la Bisbal de Falset, que se llevan a cabo a principios de diciembre. «Son focos de atracción para mucha gente que viene a degustar aceites, hacer visitas guiadas a molinos y se interesan por las muestras de productos agroalimentarios artesanos», puntualiza Vila.

Perfiles deportistas

El público deportista es un perfil también presente en las zonas del interior. Y lo es durante todo el año. «Ahora es época de escaladores o deportistas que realizan actividades de aventura. Bien equipados, aprovechan para reunirse en grupo y marcharse hacia pueblos cercanos al Montsant, por ejemplo. También se hacen numerosas caminadas entre viñedos, actividades más tranquilas para aquellos que quieran caminar, pero también aprender», completa Vila. 

Un factor que desde luego suma a la hora de optar por el enoturismo es que «adquieres conocimientos sobre la producción del vino, pero también se trata de algo vivencial».

Temas

Comentarios

Lea También