Reus Formación

Institutos de Reus enseñan cómo defender las ideas propias

El INS Baix Camp consolida sus IX jornadas de emprendimiento y el Domènech i Montaner cuenta con un aula, desde septiembre, en la que desarrollan proyectos y hacen formación

C. VALLS

Whatsapp
El Domènech i Montaner estrenó un aula de emprendimiento. FOTO: Cedida

El Domènech i Montaner estrenó un aula de emprendimiento. FOTO: Cedida

Las iniciativas de carácter emprendedor en los centros educativos ganan presencia en la ciudad. El objetivo es acercar la realidad del mundo laboral al alumnado de formación profesional, animándolo a que encuentre lo que más le motive. Los jóvenes tienen que adquirir dotes de liderazgo y saber trabajar en equipo, entre otras competencias. Cuanto más realistas sean las dinámicas en el aula, mejor. Por ello, cada vez más institutos de Reus potencian actividades para incentivarles en el desarrollo de proyectos, enseñarles a defender sus ideas y familiarizarse con la adaptación constante.

Uno de los aprendizajes más útiles para los estudiantes es conocer de primera mano la experiencia de personas emprendedoras, para que sepan cómo se las han ingeniado para hacer prosperar una empresa. Esto es algo que enseñan durante estas semanas en las IX jornadas de emprendimiento del INS Baix Camp. «Cuando las organizamos, siempre buscamos perfiles que puedan explicar, de forma realista, cómo ha sido su camino hacia el éxito, que es fruto del esfuerzo y es algo en lo que hay que perseverar», sostiene el organizador de las mismas, Pedro Caro.

Estas jornadas están enmarcadas en los planes de ImpulsFP y el programa EmprènFP del Departament d’Educació de la Generalitat de Catalunya y están financiadas por el Ministerio de Educación y Formación Professional (FP) y la Unió Europea-Next Generation. Caro nombra al psicólogo Xifré Ramos, uno de los ponentes en las jornadas, que participa enseñando sobre el trabajo en equipo y el liderazgo. Otra participante, la periodista y consultora Cristina Febrer, ha abordado el autoconocimiento para potenciar los puntos fuertes de uno. «El emprendedor Carles Caño se focaliza en la comunicación efectiva de un producto o un servicio con herramientas descriptivas y la periodista Vanesa Carrasquilla trabaja la marca personal y de negocio», resume.

La creatividad es algo muy desarrollado en las jornadas, también, y la formadora Maria Batet se ha sumado aportando conceptos como el de visual thinking. «Lo hace a través de un taller en el que, con pequeñas acciones, estimula la creación, el fin es comunicar con la imagen», destaca. El psicólogo y fundador de Psicoopera, Ivan Rivera, aborda formas mediante las cuales las empresas pueden financiarse, como con el micromecenazgo. Las jornadas acogen, incluso, sesiones sobre emprendimiento social y sostenible; como la que desempeña Icaria Cooperativa, donde crean modelos de negocio partiendo de la economía social y el cooperativismo.

«En una de las charlas nos hablaron de las cooperativas. Personalmente, sabía de su existencia, pero no sabía muy bien qué eran. Cuando sabes más tienes más oportunidades y te planteas la posibilidad de crear algo dependiendo de los planes que tengas. Estas jornadas nos vienen bien para descubrir nuevos caminos y son una buena forma de ayudarnos», explica la alumna Carla Rodrigo, de segundo del curso Màrqueting i Publicitat.

Un espacio donde idear

Por otro lado, la coordinadora de emprendimiento del INS Domènech i Montaner, Mercè Granollers, informa que desde septiembre está en marcha un aula de emprendimiento para los alumnos de formación profesional. «Está financiada por el Ministerio de Educació y FP, el Fondo Social Europeo y el Departament d’Educació; gracias a la subvención pudimos montarla», celebra. Informa que allí se «desarrollan proyectos, se prototipa y los alumnos reciben formación de personas emprendedoras, entre otras actividades». Hasta el momento, han realizado pequeñas acciones para despertar el espíritu emprendedor. «Nuestra intención es que, cuando el aula esté más consolidada, alumnos y exalumnos puedan trabajar juntos en proyectos reales o poder ayudar a exalumnos que ya estén trabajando», continúa la coordinadora de emprendimiento. De cara a un futuro cercano también completarían «habilitar el aula como un coworking por las tardes», dice. «Con este espacio, queremos que se establezcan conexiones para montar proyectos con la implicación del centro y entidades de la ciudad», dice Granollers.

Temas

Comentarios

Lea También