Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat sigue sin concretar una fecha para el consorcio del Hospital de Reus

La nueva Consellera de Salut, Alba Vergés, confirma el compromiso asumido por su antecesor, pero no fija calendario

Marc Càmara

Whatsapp
La Consellera de Salut, Alba Vergés, conversando con el alcalde de Reus, Carles Pellicer y la teniente de alcalde, Noemí Llauradó. FOTO: M.C

La Consellera de Salut, Alba Vergés, conversando con el alcalde de Reus, Carles Pellicer y la teniente de alcalde, Noemí Llauradó. FOTO: M.C

La nueva Consellera de Salut de la Generalitat de Catalunya confirma su compromiso con el consorcio del Hospital Sant Joan, aunque no concreta ni el calendario ni cómo repercutirá en el acuerdo el retraso de la puesta en marcha del nuevo ente que ha de gestionar el equipamiento sanitario. 

Alba Vergés visitó ayer la ciudad de Reus, para clausurar un acto de homenaje a los donantes de sangre de Catalunya, pero antes de dirigirse al Auditori Antoni Gaudí de firaReus, Vergés firmó el libro de honor en el Ayuntamiento, ante la atenta mirada del alcalde, Carles Pellicer, y la presidenta del Hospital, Noemí Llauradó. 

Una visita institucional que el gobierno municipal aprovechó para convertir en una pequeña reunión donde abordar el principal problema económico de Reus en la actualidad, el Hospital Sant Joan. 

Compromiso sin calendario
La reunión sirvió para fijar el compromiso de la nueva responsable de sanidad en el Govern y mantener los acuerdos adquiridos por su antecesor en lo referente al nuevo consorcio hospitalario para gestionar el Sant Joan. «Trabajamos para arrancar lo antes posible el consorcio», decía Vergés. 

Unos días antes de su destitución como Conseller de Salut, Antoni Comín firmó con el alcalde  de Reus, Carles Pellicer, un protocolo de intenciones para el nuevo consorcio. Un documento en el que se concretaban las líneas estratégicas del acuerdo: el reparto del accionariado, la presidencia del ente y, lo más importante, que la Generalitat asumiría el déficit generado por el Hospital Sant Joan en los próximos ejercicios.

Y es que los números rojos de los últimos años han puesto entre la espada y la pared las arcas públicas municipales. Algunas voces, en la Plaça del Mercadal, alertan que sin el acuerdo con la Generalitat, el Hospital no es viable.

Vergés confirmó ayer que «trabajamos alineados con el Ayuntamiento para que, en el menor tiempo posible, pueda ponerse en funcionamiento el consorcio». Unas declaraciones que sirvieron para tranquilizar al alcalde de la ciudad, Carles Pellicer, que aseguraba sentirse «contento» tras la reunión con la Consellera. 

La incógnita del déficit del 2018
El consorcio debe ser la solución para los problemas económicos generados por los números rojos del Hospital en los últimos tres ejercicios. El problema son los 2,2 millones generados durante el primer trimestre del 2018, y todo aquello que pueda sumarse hasta la puesta en marxa del ente. 

El consorcio, que debía entrar en funcionamiento el 1 de enero, debía hacerse cargo de todo el déficit del Hospital generado durante el 2018. El 155 y la demora de su puesta en marcha deja en el limbo quién hará frente a dichos números rojos. 

Vergés aseguró ayer que «el protocolo no se modificará» para luego rectificarse a sí misma asegurando que «habrá que estudiar detenidamente los informes técnicos. Nos entendemos y trabajamos alineados con el Ayuntamiento y trabajamos para que el consorcio funcione bien». 

Temas

Comentarios

Lea También