Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Guàrdia Urbana de Reus abre diligencias penales contra 37 conductores ebrios

La Guàrdia Urbana siguió aplicando durante el año pasado tolerancia cero al volante. En 2018 fueron 35 denuncias

F.G.

Whatsapp
imagen de un control de alcoholemia de la Guàrdia Urbana en una de las entradas de la ciudad. FOTO: Alfredo González

imagen de un control de alcoholemia de la Guàrdia Urbana en una de las entradas de la ciudad. FOTO: Alfredo González

La Guàrdia Urbana de Reus sigue con la política de tolerancia cero iniciada los últimos años contra los conductores ebrios. Sobre todo en aquellos casos más graves en los que se supera de forma holgada la tasa de alcohol permitida –0,25 miligramos por litro de aire expirado–. Según los datos que se desprenden de los comunicados que el cuerpo policial ha ido realizando, a lo largo del 2019 se han abierto diligencias penales contra 37 conductores ebrios.  

La cantidad todavía podría ser superior, ya que fuentes municipales explicaron en su día que en alguna ocasión no se comunican todos los casos. Aún así, el número de diligencias judiciales impuestas el año pasado es ligeramente superior a la de 2018, cuando fueron 35. También cabe subrayar que en la mayoría de los casos que tuvieron lugar en 2019 los conductores estuvieron implicados en accidentes de tráfico interurbanos. En algunos casos, además, la persona que conducía el coche tenía el permiso retirado.  

El último caso de 2019 tuvo lugar el pasado 16 de diciembre en la avenida de Salou. El conductor, de 37 años, dio una tasa positiva penal tras cuadriplicar el límite permitido que marca la Ley. En este caso, además, el hombre se rebeló cuando los agentes procedían a su detención e intentó agredirles, por lo que fue acusado  también por atentado contra la autoridad. Del conjunto de actuaciones policiales, destaca que casi la mitad de los casos (15) tuvieron lugar durante los meses de verano en distintos puntos de la ciudad. 

Dos detenidos en 2020

Todo parece indicar que la lucha de la Guàrdia Urbana contra los conductores ebrios seguirá la misma dirección este año. Y es que en lo que llevamos de 2020, los agentes ya han impuesto diligencias judiciales contra dos conductores el pasado 2 de enero. El primero de ellos tuvo lugar en la plaza de la Pastoreta cuando un conductor chocó contra el mobiliario urbano en el momento que intentaba acceder al parking. El otro conductor fue cazado en la avenida de Salou sobre las 19:30h tras salir de la vía al perder el control del coche.

Cabe recordar que es un delito contra la seguridad vial conducir bajo los efectos del alcohol cuando se supere los 0,60 miligramos por litro de aire expirado, y 0,40 en caso de accidente. Puede conllevar penas de prisión de entre tres y seis meses y la retirada del carné de conducir de entre uno y cuatro años. No superar los 0,60 miligramos por litro de aire expirado es constitutivo de una falta administrativa.

Temas

Comentarios

Lea También