Más de Reus

La asociación vecinal La Mineta de Reus quiere crear una comunidad de consumo energético

La idea es realizar una compra colectiva de placas fotovoltaicas y una vez instaladas,  la energía sobrante se distribuiría entre los adheridos

Montse Plana

Whatsapp
La AAVV La Mineta expuso el proyecto ayer a los vecinos. FOTO: Fabián Acidres

La AAVV La Mineta expuso el proyecto ayer a los vecinos. FOTO: Fabián Acidres

La Associació de Veïns La Mineta de Reus (paseo de la Boca de la Mina, Passeig Nord i el Camí dels Cinc Ponts) tiene en mente crear una comunidad de consumo de energía a través de placas fotovoltaicas. Tienen claro que lo quieren tirar adelante y, justamente ayer, la junta de la asociación expuso el proyecto en su primera reunión vecinal, en el Institut Domènech i Montaner. 

Su presidente, Xavier Panisello, cuenta que el objetivo central es el autoconsumo. Para ello, todos los vecinos que estén interesados pueden sumarse a la iniciativa, tanto si ya cuentan con placas como si no. Para aquellos que no disponen, se realizaría una compra colectiva, «con lo que tendríamos precios beneficiosos por el volumen de la compra». Una vez adquiridas las placas e instaladas en las casas o bloques de pisos adheridos «nuestro proyecto pasa por un aprovechamiento colectivo de la energía producida». Como remarca Panisello, «un bloque de pisos dispone de poca superficie para colocar placas por la cantidad de gente que vive en él, mientras que una casa dispone de mucha superficie en comparación a sus vecinos. Es por ello que lo que se plantea es que la energía sobrante se reparta donde haya más necesidad. Es decir, aprovechar la energía entre los vecinos».

Desde la AAVV La Mineta también cuentan con la rebaja del 50% del IBI para particulares y empresas que instalen placas solares, que el Ayuntamiento anunció el pasado mes de abril, además de ayudas de otras administraciones.

Una vez estudiado el proyecto, ayer se daba el primer paso para que acabe siendo una realidad: explicar la iniciativa a los vecinos para sumar interesados. Anteriormente, la asociación ya había captado el interés de varios, «incluso de los que ya tienen placas instaladas», por lo que el proyecto ya parte de una base. Ahora, dejarán los próximos meses para que la idea vaya madurando entre los vecinos «y seguramente para finales de septiembre nos volveremos a reunir para saber, exactamente, cuántos son los que se adhieren». Será en ese momento que podrán acabar de definir los detalles para, posteriormente, iniciar la compra colectiva. A pesar de ello, «en cualquier momento, se podrán sumar nuevos interesados», recuerda el presidente de la asociación vecinal.

Temas

Comentarios

Lea También