Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Municipal

La deuda de Reus con los bancos baja 196 millones en siete años

El endeudamiento con las entidades financieras llegó a 405 millones tras el rescate del Plan de Ajuste. El consistorio también cerró el 2018 lejos de superar la ratio legal permitida

F. GRAS

Whatsapp
Imagen de una de las votaciones celebrada durante el pleno municipal de esta semana. FOTO: A. GONZÁLEZ

Imagen de una de las votaciones celebrada durante el pleno municipal de esta semana. FOTO: A. GONZÁLEZ

El grupo Ayuntamiento de Reus (consistorio, empresas municipales y organismos autónomos) mantiene como una de sus prioridades la reducción de la deuda con los bancos. Según los últimos datos, el endeudamiento con las entidades bancarias se ha reducido en 196 millones de euros en los últimos siete años. Un cifra que podría seguir mejorando. Desde el departamento de Hacienda del ayuntamiento proyectan cerrar este ejercicio con una deuda de 181 millones de euros, que descendería todavía más con el traspaso de la deuda relativa a la construcción del hospital a la Generalitat.

A nivel estadístico, la cantidad al finalizar el 2018 supone una deuda de unos 1.990 euros por reusense, teniendo en cuenta que la población actual se sitúa entorno a los 105.000 habitantes. Durante la sesión plenaria de esta semana, el gobierno municipal puso en valor la buena dirección en materia financiera pero también anunció que continuará trabajando en la misma dirección. Y es que la ciudad, a pesar de la notable reducción experimentada, se mantiene en el top 20 de municipios con una mayor deuda per cápita del Estado, según publicaba la agencia EFE hace meses.

Echando la vista atrás, el Ayuntamiento de Reus vivió los momentos económicos y financieros más complicados a mediados de 2012, cuando su deuda estaba desbocada –alcanzaba los 405 millones de euros– y superaba la ratio legal permitida del 110%. En estos momento, según datos facilitados por el consistorio, está en el 61%. Fue entonces cuando el gobierno en coalición CiU-PP decidió solicitar el Plan de Ajuste (36,6 millones de euros) al Ministerio de Hacienda para pagar las facturas atrasadas a los proveedores. Tampoco hay que olvidar que el consistorio tenía el grifo del crédito cerrado y que los rumores sobre posibles cierres de servicios o sociedades municipales eran constantes. Todo ello, además, sin olvidar el estallido del caso Innova.

La cuentas de 2019

La previsión de la deuda al cierre de 2019 es posible después de que el miércoles se aprobara el Presupuesto (344,8 millones) tras llevar meses prorrogado. El gobierno municipal logró desatascar unas cuentas de «urgencia» para lo que resta de año con los votos en contra de toda la oposición (PSC, Cs y PP). Unas cuentas que, entre otras cuestiones, destacan por el importante plan de inversión de 4,3 millones de euros. La principal partida, cerca de la mitad, irá destinada a la construcción del centro social del Roser. Otras actuaciones serán la reforma del Camí de Valls, la iluminación de la plaza Villarroel y de la calle Martí Folguera o la segunda fase de la implantación de las cámaras de vigilancia en la vía pública.

Temas

Comentarios

Lea También