Más de Reus

Reus Infraestructuras

La estación intermodal empezará a construirse antes de 2026 y se estrenará en 2027

El territorio celebra el acuerdo «definitivo» que uniría el Aeropuerto de Reus y el de El Prat con alta velocidad, pero avisa de que lo fiscalizará. El proyecto y la inversión están por concretar

MÓNICA PÉREZ

Whatsapp
Una imagen de archivo de una serie de aviones esperando en las pistas del Aeropuerto de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Una imagen de archivo de una serie de aviones esperando en las pistas del Aeropuerto de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

«El acuerdo afecta decisivamente a nuestro futuro; es el definitivo para que la alta velocidad llegue a la ciudad y conecte con el Prat en 30 o 35 minutos, y a la vez es una gran oportunidad para tener más vuelos nacionales y continentales en el Aeropuerto de Reus». Así se refería ayer el alcalde de Reus, Carles Pellicer, al pacto alcanzado el lunes por el Gobierno estatal y la Generalitat para ampliar el aeródromo de Barcelona.

Una inversión de 1.700 millones de euros propuesta por Aena, esta, que busca convertir el Prat en un ‘hub’ y que desplegará enlaces ferroviarios rápidos con Reus y Girona. El anuncio representaría de alguna forma, según se expuso ayer desde el Ayuntamiento de Reus, la recuperación de la estación central intermodal, cuya construcción se adjudicó en 2009 y se paralizó un año después. Pellicer también avanzó ayer fechas: «Se nos ha comunicado que antes de 2026 comenzarán las obras y podremos observar que en 2027 la estación sale adelante», detalló.

«Lo que quiere el territorio es un proyecto viable y que esté adecuado a los nuevos tiempos»

El territorio celebra el nuevo compromiso, pero avisa de que se mantendrá «vigilante» para tratar de garantizar su cumplimiento. De hecho, a preguntas de la prensa, Pellicer precisó que todavía no se conoce ni la inversión que requeriría la estación ni se ha definido si se levantará sobre su anterior proyecto y en aquellos mismos terrenos o si habrá que dibujar otros planes. En una comparecencia aparte y desde el mismo Aeropuerto, la delegada del Govern, Teresa Pallarès, sí dio a entender que, al menos, serán necesarios retoques «para atender las realidades que ahora se hayan generado».

Pendientes del formato

De la firmeza del anuncio de la futura conexión con alta velocidad, Pellicer apuntó que «los acuerdos están para cumplirlos» y aseguró que «tenemos plena confianza en que así será». «Los plazos ya han comenzado a correr», añadió. Ni el gobierno local ni Pallarès se pronunciaron sobre si esta nueva intermodal conservaría el formato con el que se concibió el proyecto inicial en su momento o si se verá limitada en algún aspecto.

«Somos la segunda área metropolitana, necesitamos infraestructuras que estén a la altura»

«Hay que poner en valor la noticia de retomar todo este proyecto de la estación intermodal en el Aeropuerto de Reus, que es una reivindicación histórica y muy importante para el territorio, recogida en el pacto de alcaldes de 2018», recordó Pallarès, que indicó que «tenemos que ir un paso más allá, estar convencidos de que se ha hecho un buen trabajo pero no bajar la guardia: estaremos atentos al seguimiento». La delegada incidió en el déficit de infraestructuras en el Camp y expresó que «esta completará la red». En este sentido, en 2025 debería estar listo también el apeadero de Bellissens, tal como destacó Pellicer.

La intermodal «forma parte del acompañamiento del acuerdo con el Ministerio de Transportes pero no del Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) –el plan de inversiones en aeropuertos, que debe aprobarse antes del 30 de septiembre y precederá a la solución para El Prat– y, por lo tanto, habrá que estar muy alerta para que salga adelante». Pallarès rechazó aventurar fechas y se limitó a invitar a «pensar en positivo, porque esto no es un capricho» y a «remar todos en la misma dirección». Desde la adjudicación fallida de 2009, dijo, «han pasado muchas cosas y también ha habido cambios de gobierno». «El territorio quiere un proyecto que sea viable y que esté adecuado a los nuevos tiempos», aseguró.

«La construcción de la estación intermodal es positiva y ha sido largamente esperada y reclamada»

Por su parte, la presidenta de la Diputació de Tarragona, Noemí Llauradó, insistió ayer en la idea de que «somos la segunda área metropolitana del país y debemos tener infraestructuras que estén a la altura y respondan a nuestras necesidades y nuestro potencial», una cuestión en la que ya había incidido igualmente Pellicer. Llauradó expresó que esta «es una estación que hacía tiempo que reclamábamos y que permitirá potenciar la intermodalidad del Aeropuerto y su actividad». «Además», puntualizó, este «debe ser un desarrollo sostenible, que cohesione y que no sea ‘low cost’; no se trata de jugar al ‘cortoplacismo’ sino de garantizar unas bases sólidas». Sobre el calendario, «que prevé que la conexión Aeropuerto de Reus-El Prat esté hecha alrededor de 2026», Llauradó indicó que «estaremos pendientes para que sea así y no pase como en otras ocasiones». «No podemos bajar la guardia hasta que el proyecto sea una realidad», concluyó ayer la presidenta de la Diputació.

En una línea similar se expresó el presidente de la Cambra de Reus, Jordi Just, que apuntó que «no es la primera vez que una promesa no se cumple y, como ya estamos escaldados, estaremos atentos». Just detalló que la intermodal «es economía productiva», dijo que «traerá capacidad de tener rentabilidad, de vivir mejor y más cerca de las coronas de Barcelona y Madrid», y valoró que «Reus, Girona y Barcelona jugaremos en la misma división».

«El Aeropuerto de Reus puede aspirar a captar más vuelos y esta es la oportunidad para hacerlo»

Como parte de la Comissió d’Infraestructures de Reus, el socialista Andreu Martín explicó que «todo el mundo quería recuperar la intermodal que en un determinado momento quedó suspendida» y destacó que «una nueva estación debía tener elementos diferenciales y esta tiene la centralidad y la intermodalidad». Y la concejala de Urbanisme, Marina Berasategui, subrayó que «velaremos para que el proyecto se lleve a cabo», teniendo en cuenta que «el calendario es esperanzador». Igualmente para Meritxell Roigé, presidenta del Patronat de Turisme de la Diputació, «la construcción de la intermodal es muy positiva, largamente esperada y reclamada por el territorio». El alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, pidió ayer en redes que «la inversión en el Aeropuerto de Reus no esté condicionada por la ampliación de El Prat; se deben hacer de forma independiente».

Temas

Comentarios

Lea También