Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La nueva contrata de la basura de Reus, a punto de desencallarse

Trabajadores del servicio se han reunido esta mañana con el alcalde. Ante el compromiso, se han frenado las movilizaciones previstas por denunciar la precariedad, tras dos años de prórroga

Montse Plana

Whatsapp
La flota de vehículos es una de la mayores preocupaciones de los trabajadores de la basura de Reus. FOTO: Pere Ferré

La flota de vehículos es una de la mayores preocupaciones de los trabajadores de la basura de Reus. FOTO: Pere Ferré

Los trabajadores de la basura de Reus están finalizando el segundo año de prórroga del servicio, con material y vehículos «obsoletos», que tienen ya 13 años. No obstante, parece que, por fin, la anhelada nueva contrata llegará en breves, lo que permitirá renovar la flota, ampliar la plantilla «y Reus podrá tener la limpieza que se merece», señalan el presidente del Comité, Miguel Pérez, y el secretario general de saneamiento urbano de UGT, Ángel Martín de Sande. Ambos, se han reunido esta mañana con el alcalde de Reus, Carles Pellicer, «y nos ha dicho que, si todo va sobre lo previsto, entre octubre y noviembre saldrá el pliego de condiciones de la nueva contrata». 

Con este calendario, De Sande y Pérez calculan que la adjudicación del servicio a la nueva empresa sería durante el primer semestre de 2020 «y, por lo tanto, la nueva flota de vehículos llegaría a finales del próximo verano», añaden. Fuentes municipales confirman que la nueva contrata del servicio de recogida de residuos es «la prioridad del gobierno» y que se está trabajando porque sea factible lo antes posibles. No confirman fechas, aunque aseguran que en breves se darán a conocer más detalles.

Con este compromiso encima la mesa, los trabajadores de la basura de Reus han frenado todas las acciones y movilizaciones que tenían previstas para la semana que viene por denunciar el «sobreesfuerzo que los compañeros están haciendo por contrarrestar el mal estado del material y que, al final, el servicio sea el mejor posible», señalan De Sande y Pérez. El presidente del Comité y el secretario general de saneamiento urbano de UGT valoran «el esfuerzo del gobierno» y aseguran que darán un voto de confianza. Son conscientes «que los plazos para una nueva contrata son los que son», pero esperan que se cumpla el calendario anunciado. «El alcalde nos ha hecho llegar su preocupación. También que tiene conocimiento de la situación precaria en la que nos encontramos y de los sobreesfuerzos», exponen.

En cuanto a la nueva contrata, el compromiso del gobierno municipal sería que, entre las condiciones, conste la mejora de la maquinaria y la ampliación de la plantilla. «Además, el alcalde nos ha hecho llegar la intención que, estos próximos meses, se refuerce la maquinaria», añaden De Sande y Pérez, «y es que, si no, con la flota actual no vamos a aguantar».

Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) realiza la recogida de residuos en Reus desde 1967. En 2010, la empresa obtuvo,  de nuevo, el contrato por 8 años. A partir de aquí, en 2018 se hizo la primera prórroga del servicio y, para este 2019, se optó por la misma vía. Durante las prórrogas, los vehículos obsoletos no se han podido cambiar «y vamos con camiones sin aire acondicionado, que pierden todo tipo de líquidos… Más que limpiar, ensucian», describen.

Temas

Comentarios

Lea También