Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La reapertura de los cines Lauren de Reus, una incógnita por la quiebra de la empresa

Cinemes Reus está administrada, por orden de un juez, desde hace meses por un liquidador, a la espera de saber si sus activos se los quedará otro empresario o si serán subastados

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de esta semana de los cines Lauren, cerrados desde marzo de 2015. FOTO: ALBA MARINÉ

Imagen de esta semana de los cines Lauren, cerrados desde marzo de 2015. FOTO: ALBA MARINÉ

La posible reapertura de los cines Lauren de Reus es toda una incógnita, un año y medio después de que las instalaciones ubicadas en el Camí de Valls. El futuro de estos multicines está en manos de un juez ya que, según ha podido saber el Diari, la empresa Cinemes Reus (que forma parte del grupo Lauren) entró en quiebra hace ya bastantes meses, por lo que en la actualidad está siendo administrada por un liquidador por orden judicial.

En estos momentos, y según diversas fuentes consultadas por esta redacción, se está intentando dar una salida a los activos de la empresa, bien sea a través de su venta a otro empresario que esté dispuesto a reabrir el negocio, o mediante su subasta. Ésta es la única solución posible para que los multicines del Camí de Valls puedan volver a proyectar películas algún día.

Cabe recordar que en marzo del año pasado, los cines Lauren cerraron sus puertas -en un principio de manera provisional- para materializar unas obras. Pero la realidad era otra, ya que desde hacía muchos meses, Lauren Films, CaixaBank y el empresario Javier Pereira -con la mediación del Ayuntamiento de Reus- estaban negociando una salida satisfactoria para materializar un cambio de operador. Estas negociaciones no dieron resultado y la empresa entró en quiebra, situación actual en la que se encuentra.

Derecho de superficie

Cinemes Reus y el Ayuntamiento firmaron en 1995 el uso del derecho de superficie, ya que las instalaciones están en el edificio de Redessa, de propiedad municipal. Este derecho permitía la construcción y desarrollo del edificio de multicines. Posteriormente, este derecho de superficie fue cedido por Cinemes Reus a La Caixa (actualmente CaixaBank), hasta el año 2040. Eso significaba que ambas partes alcanzaban un acuerdo de pignoración para la construcción del complejo. Así, La Caixa financiaba el proyecto por la vía del arrendamiento financiero. De esta manera, la entidad financiera se convertía en el titular del derecho de superficie y Cinemes Reus -que entonces invirtió 600 millones de euros- pasaba a ser el arrendatario financiero.

A efectos prácticos, eso significaba que quien alquilaba y cobraba era La Caixa y después era ésta quien pagaba al Ayuntamiento de Reus.

Otro de los temas a tener en cuenta de cara al futuro de las instalaciones es que el empresario que esté dispuesto a quedarse con las mismas para reactivarlas y volverlas a abrir tendrá que rascarse el bolsillo. Parte de la inversión necesaria, más de medio millón de euros, habría que destinarlo a dar el salto definitivo a digital, todavía pendiente en los cines Lauren. Además de la renovación del patio de butacas de las nueves salas con las que cuenta el complejo.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También