Más de Reus

Reus Patrimonio

La rehabilitación del Mas Totosaus de Reus lo convertirá en espacio administrativo

El edificio modernista, obra del reusense Pere Caselles, lleva años tapiado y acumula basura y grafitis. Las obras preservarán su esencia

Mónica Pérez

Whatsapp
La reforma usará tonos neutros porque las fotos de 1900 no permiten apreciar el color original. FOTO: Cedida

La reforma usará tonos neutros porque las fotos de 1900 no permiten apreciar el color original. FOTO: Cedida

La rehabilitación del histórico Mas Totosaus servirá para convertirlo en un espacio administrativo. El Ayuntamiento ha aprobado ya el proyecto de obras, que cuenta con un presupuesto de cerca de 213.000 euros y prevé «mantener al máximo la esencia original del edificio, dado su elevado valor patrimonial». Por eso, la construcción modernista se pondrá al día «introduciendo solamente las actuaciones imprescindibles para adaptarla a las exigencias actuales». El aspecto exterior del inmueble es de degradación: acumula pintadas y basura, sus accesos están tapiados y hace mucho que permanece rodeado por una valla. 

De hecho, la misma documentación indica que «debido a la ausencia de mantenimiento y a su estado de abandono desde hace diez años, el edificio presenta patologías serias propias del paso del tiempo que afectan tanto a sus elementos estructurales como también a los acabados superficiales interiores y exteriores». Las bigas presentan fisuras y termitas que han dado pie a que se produjesen pequeños derrumbes en algunas zonas.

La actuación que se lleve a cabo, cuya materialización había anunciado el gobierno municipal para este mismo 2021, pretende «reactivar» el edificio y adaptarlo a la normativa vigente que permita su uso.

Las modificaciones más significativas que comportarán las obras se llevarán a cabo para garantizar la seguridad estructural del Mas Totosaus, convertirlo en accesible y equiparlo con nuevas instalaciones. En la vertiente de la funcionalidad, se impermeabilizará la cubierta, se restaurará el suelo y las paredes y se colocará nuevo mobiliario.

La sala central se configurará como un espacio polivalente y en las dos que están más al norte se generarán despachos. La salita restante será un almacén y el subterráneo acogerá instalaciones de suministros. Una reja metálica cerrará los alrededores del edificio. Los suelos de Mosaico Nolla se podrán conservar en algunas de las estancias y, en las que no, se propone «extraer el pavimento original, catalogarlo y almacenarlo, demoler el forjado, hacer un nuevo forjado, y volver a colocar el pavimento original siguiendo el dibujo».

La torre que nunca se levantó
Ubicado en el Camí de Riudoms, el Mas Totosaus «fue proyectado en 1906 por el arquitecto reusense Pere Caselles para ‘doña Elvira Figueras, viuda de Totosaus’», según recoge la misma documentación, que destaca que el conjunto «está en proceso de catalogación por parte del Ayuntamiento».

 Aunque en un inicio se había dibujado «con una planta semisubterránea, planta baja, primera planta y una torre de altura considerable», finalmente solo se ejecutaron la planta semisubterránea y la baja. Estaba concebido como casa de veraneo. La fisonomía actual de las fachadas es «fruto de la última remodelación, hace unos diez años». 

Como las fotos de la época eran en blanco y negro, es difícil conocer los colores exactos del exterior y se ha apostado de entrada por aplicar tonos neutros. El proyecto recomienda restaurar, cuando haya fondos, pinturas interiores con motivos florales y cenefas.

Comentarios

Lea También