Más de Reus

Las estafas de paquetería online llegan a Reus

Fraude. Los paradistas de la carnicería Antonia del Mercat casi pierden 31.000 € a través de un hacker que entró a su banco por un link de un SMS

Salvat Jordina

Whatsapp
Las estafas de paquetería online llegan a Reus

Las estafas de paquetería online llegan a Reus

Cuando Josep Maria Cartanyà, paradista de la carnicería Antonia en el Mercat Central de Reus, vio que su cuenta bancaria tenía un saldo negativo de 31.000 €, asegura, casi se desmayó. «No entendía qué pasaba». Él no había realizado ningún tipo de movimiento en esa cuenta de Ibercaja que solo utiliza para dos cosas: la gestión económica de su negocio y un plan de previsión de futuro por jubilación. Además, no entendía cómo le podían haber quitado tal suma de dinero, dado que cualquier pequeño movimiento en los ahorros del plan de futuro requerían de su firma y la de su mujer.

Cartanyà hizo memoria y recordó haber pulsado el link de un mensaje de texto (SMS) que le había llegado a su móvil. En él se informaba de una entrega pendiente de un paquete comprado por internet. Había también un link, aparentemente para configurar una nueva entrega y el remitente firmaba como la compañía de envíos DHL.

Rápidamente habló con su hijo, que conocía a un informático. Éste les explicó cómo los hackers utilizan identidades falsas para colarse en los teléfonos que acceden a estos links. «Nos contó que actúan como una garrapata y pueden ver y acceder a cualquier cosa a la que tu accedas en tu dispositivo». Y así fue. Tras una denuncia a los Mossos d’Esquadra descubrió que, en su caso, el hacker que le quiso estafar trabajaba desde Polonia.

Por suerte, Cartanyà logró recuperar la integridad de su dinero. Los 31.000 € se retiraron a las 10h y él se percató del movimiento a las 13h. Tras llamar a la sede central de Ibercaja, éstos lograron invalidar la gestión, recuperando toda la suma económica. Cartanyà, además, pidió asegurar más su cuenta. «Lo explicamos para advertir que estas cosas pasan. Es tan fácil como no acordarse del paquete que has pedido y querer comprobarlo pulsando el link».

Durante varios días, Cartanyà recibió hasta tres llamadas de varias chicas informando que tenían pendiente la entrega de un paquete y que en el SMS aparecía su teléfono móvil como contacto de entrega. «Les advertí de la estafa que había sufrido y les recomendé que revisaran sus cuentas bancarias».

El caso de los paraditas del Mercat de Reus no es aislado. Aunque pueda parecer más de una coincidencia, yo misma recibí un SMS con un remitente falso de SEUR durante la mañana de ayer (la imagen de su izquierda es una foto de pantalla de mi teléfono). Gracias, en parte, a estar trabajando este tema, antes de darle al link busqué qué empresa era esta tal ‘yuanmachao’, que ni recordaba conocer ni parecía real. Google me dio la razón.

A posteriori llamé al número de teléfono desde el que me habían mandado el SMS. Se trataba de un bufete de abogados que reconoció haber sufrido un ciberataque. La mía no fue la única llamada que recibieron ayer. Está claro que el caso de Cartanyà nos puede ocurrir a cualquiera.

Temas

Comentarios

Lea También