Más de Reus

«Los Bons Reus son lo mejor que nos ha pasado a los negocios locales este 2020»

El consistorio descarta hacer esta campaña anual pero estudia aplicarla al sector de la cultura. La sociedad reusense aplaude la iniciativa y varias ciudades la cogen de referencia

J.Salvat / R.G. Marcari

Whatsapp
Un cartel de Bons Reus en el escaparate de una tienda de ropa y calzados. FOTO: Fabián Acidres

Un cartel de Bons Reus en el escaparate de una tienda de ropa y calzados. FOTO: Fabián Acidres

Pocas veces una iniciativa municipal crea tanto consenso. Sin embargo los Bons Reus han logrado recibir aplausos desde múltiples sectores, instituciones y la sociedad reusense en general. «A nivel comercial, es de lo mejor que nos ha pasado este 2020», señala Pere, de la tienda Gris del arrabal Santa Anna. Esta opinión resume lo que ha significado la campaña para el comercio y la restauración local: un balón de oxígeno ante las continuas restricciones provocadas por la emergencia sanitaria que les ha obligado a tachar muchos meses del año con un balance desastroso. «Ha ayudado mucho en ventas» admite Ana Pastor, de la tienda Dstil, asegurando que «había días que si no fuese por los Bons habrían sido difíciles». 

«Te anima a salir y acabas comprando algo que quizás antes no podías», expresa Antón Martín, reusense de toda la vida. Y es que los ciudadanos que han sido rápidos han podido llegar a adquirir una suma de 60 € en vales para gastar en el sector de comercio entre las distintas ediciones que ha impulsado el Ayuntamiento de Reus.

Aunque no se descarta una edición para 2021, el futuro sería aplicarlos al sector cultural

El éxito de los Bons Reus se puede medir desde tres varas: las cifras, el impacto social y el interés del exterior. Una campaña que está actualmente en la cuarta fase y que ha puesto en total una suma de 120.000 vales de descuentos de 5€ cada uno. Desde el propio consistorio calculan que puede llegar a causar un impacto de 5.454.848 millones de euros. El próximo mes de enero, cuando se termine la fase de los Bons Nadal, se hará el cálculo absoluto. «Nos hace especial ilusión lo bien que ha funcionado, sobre todo porque hemos logrado el objetivo: reactivar la economía local», destaca la concejal de Promoció, Montserrat Caelles.

Para sacar adelante esta campaña, que ha supuesto un gasto en las arcas municipales de 610.000€, el consistorio tuvo que hacer una reordenación económica. Así lo admite la concejal, que explica que «analizamos actos multitudinarios que sabíamos que no se podrían celebrar, como fiestas de barrios, la Festa Major o ferias e hicimos un ejercicio de reordenar la partida de una forma muy responsable para lograr los 4,5 millones del Plan de Reactivación –que incluye los Bons Reus».   

Un impacto a nivel estatal

Los Bons Reus se empezaron a gestar a manos de la Agència Reus Promoció el pasado mes de marzo. Durante el confinamiento,  que supuso una parada absoluta para el sector comercial local, se elaboró un plan de reactivación para paliar los efectos de la pandemia. Desde Promoció miraron al País Vasco, inspirándose en el modelo Bono Denda, ya que en 2012 la Diputación de Bizkaia creó descuentos de hasta el 20% en comercios minoristas a través de vales, acción que con los años evolucionó hasta impulsarse en toda la comunidad con vales de 10 € de descuento por compras superiores a los 30 €. Desde la Dirección General de Comercio les facilitaron toda la información a nivel legislativo y operativo y Reus asumió el reto de adaptarlo a pequeña escala a nivel local. 

«Nos pusimos a trabajar buscando la implicación del máximo de negocios posibles y del sector economico local, con especial protagonismo de la Taula de Comerç y la Cambra de Comerç a nivel de gestión de la campaña», relata Caelles. Tras varias fases ejecutadas, a día de hoy hay 425 establecimientos de la ciudad que participan en ella, una cifra que se ha doblado desde la fase 1. Un ejemplo es Anem Al Gra, establecimiento que se añadió a partir de la segunda tanda y que asegura que de haber una nueva versión, repetiría: «Estoy muy contenta, se ha notado la diferencia en las ventas», explica su encargada, Encarna Martínez. 

Caelles que asegura que han sido numerosas las instituciones comerciales y gubernamentales que se han puesto en contacto con el Ayuntamiento para pedir referencias sobre los Bons Reus: Madrid, València, Girona, Calafell o Salou. «Es muy positivo porque el dinero se queda aquí», señalan desde la tienda Ester Martín, que aseguran que han hecho ventas que sin los descuentos dudaban mucho lograrlas. «Una amiga de Mataró me preguntó sobre la iniciativa para llevarla al Ayuntamiento», añade la diseñadora y comerciante.

Lo que inició como un plan de choque el 17 de septiembre, con la puesta en circulación de 80.000 Bons Reus, se alargó en una segunda fase el 5 de noviembre, cuando se pusieron en marcha los que no se habían gastado: «ahí se incorporó el sector de la alimentación, ya con una idea de dinamización comercial e incorporando la restauración, pieza clave en el ámbito local». Esta vez, se notó la popularidad de la primera tongada y se agotaron todos. Personas como Rosa Martínez,que aplauden la iniciativa, piden que se repita porque «no la he podido disfrutar, siempre que quería conseguirlos estaban agotados».

Con la voluntad de recuperar también la demanda territorial, el consistorio impulsó una tercera fase, poniendo en movimiento 12.000 bonos para personas no empadronadas en la ciudad. Así se adaptó uno de los puntos del Pla de Reactivació. Actualmente, la campaña llega a la cuarta edición, con los Bons Nadal, que acabará el siete de enero de 2021. «El contexto actual hubiera hecho que no todo el mundo comprara físicamente y por ello consideramos que esta nueva fase serviría para activar el consumo local en campaña navideña», explica Caelles. 

Próximo reto, Bons Culturals

Sin embargo el consistorio descarta que los Bons Reus vayan a hacerse anualmente: «si siempre se hicieran, no tendrían el efecto que se desea, incluso podrían influir negativamente al mercado», justifica Caelles. Sin embargo, el recorrido de esta herramienta no termina aquí. Según reveló la concejal, el consistorio estaría estudiando adaptar la campaña al sector cultural «si está funcionando en comercio y restauración, ¿por qué no en un sector tan tocado como el cultural?».

Lo que sí que está seguro es que se buscará dar continuidad a la herramienta: «Nos está permitiendo hacer una base de datos para entender los hábitos del consumidor: de dónde viene, en qué sector gasta…» algo que, explica, lo utilizarán para dibujar el futuro comercial de la ciudad “que tiene que centrarse en asegurar la estabilidad del comercio físico, ya que es una parte fundamental de la vida y la ciudad».

Una herramienta con ADN reusense

Una de las claves del éxito de los Bons Reus se encuentra en la voluntad de crear una economía circular: poner en movimiento dinero para que este se quede en la propia ciudad. En este marco se decidió que los propios desarrolladores y creadores de la herramienta para difundir, escanear y gestionar els Bons Reus fueran emprendedores locales, en este caso Studiogenesis. También se buscó evitar tener comisiones en las gestiones de los movimientos económicos que generarían los vales y por ello se decidió apostar por la Cambra de Comerç de Reus. La entidad se ha encargado de la logística y gestión, entre otros, de la validación de los Bons gastados. Un control por el que se le ha pagado, propiciando que el 

Temas

Comentarios

Lea También