Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los usuarios del bus Reus-TGN se quejan a la Generalitat de los retrasos

La Associació per a la Promoció del Transport Públic pide a Transports un control técnico de esta línea

Redacció

Whatsapp
Los usuarios del bus Reus-TGN se quejan a la Generalitat de los retrasos

Los usuarios del bus Reus-TGN se quejan a la Generalitat de los retrasos

La Associació per a la Promoció del Transport Públic ha presentado una queja a la Direcció General de Transports i Mobilitat -del Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat- sobre el funcionamiento del servicio de autobuses de la línea Reus-Tarragona, operado por la concesionaria Hispano Igualadina-Monbús.

Según explica al Diari el portavoz de esta plataforma en el Camp de Tarragona, Daniel Pi, «el problema que existe es que, aunque la línea ha mejorada sensiblemente desde hace un año, los conductores tienen que cumplir con unos horarios imposibles de frecuencias, lo que provoca retrasos llegándose a saltar algunas expediciones». Pi considera que la Generalitat de Catalunya tiene que poner cartas en el asunto ya que «hace cuatro días que ha puesto dinero en esta línea, con la implantación del bus-expres, por lo que debería obligar a la empresa a cumplir con los horarios». Por este motivo, el portavoz de la PTP asegura que «hemos pedido a la Generalitat un control técnico de la concesión. Para ello necesita destinar a alguien, en esta caso un inspector, que controle el servicio y si detecta irregularidades en los horarios comunicarlo para tomar medidas».

Otros problemas

Al margen del tema de los retrasos, desde la Associació per a la Promoció del Transport Públic también se quejan de otros aspectos. Por ejemplo, Daniel Pi, asegura que «aunque puede ser que esté permitido, no es normal que en un mismo autobús viajen 90 personas, como sucedió hace unos días y yo mismo fui testigo.».

Además, la información a los usuarios tampoco es uno de los fuertes de la línea de autobús que une Reus y Tarragona, algo que según la plataforma se debería mejorar. En este sentido, Daniel Pi comenta que «son necesarias señalizaciones verticales y horarios en la parada de la autovía de Bellisens», delante de la Facultat de Ciències Econòmiques i Empresarials. «También es necesario que las pantallas de las estaciones ofrezcan un estado real del paso de los autobuses», añade el portavoz de la Associació per a la Promoció del Transport Públic.

reus@diaridetarragona.com

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También