Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noemí Llauradó presenta candidatura

ERC. La líder de los republicanos presenta las líneas maestras de su partido y evita ‘mojarse’ en cuestiones concretas

Francesc Gras

Whatsapp
Noemí Llauradó, durante su intervención en la Cambra de Comerç de Reus. FOTO: Alba Mariné

Noemí Llauradó, durante su intervención en la Cambra de Comerç de Reus. FOTO: Alba Mariné

Noemí Llauradó ha visitado este martes a la Cambra de Comerç de Reus, donde hace cuatro años debutó en política municipal, con la tranquilidad de tener los deberes hechos. Con un discurso bien atado de principio a fin, el salón de actos de la entidad lleno y con las encuestas a favor. La última de ellas la del CIS, que da a los republicanos victoria y resultados históricos en las elecciones del próximo 28-A. 

Así que este martes tanto Noemí Llauradó como ERC presentaron firme candidatura a la alcaldía de Reus, donde las quinielas también les auguran un puesto en la pelea para estar entre las formaciones más votadas en unos tiempos de gran fragmentación política. De hecho, la alcaldable republicana definió los momentos actuales de convulsos y lamentó el «retroceso democrático» y el «viraje a la derecha» de ciertas formaciones. También recordó la situación de investigados de varios de los miembros del actual consistorio por leer el manifiesto del 3-O.  

«Se han dado pasos mucho más firmes ahora (sobre la compra del Hospital) que cuando se anunció el consorcio»

Estas palabras fueron las únicas que Llauradó pronunció vinculadas con la cuestión soberanista. Y es que el núcleo central de su intervención empezó con el repaso de lo que ha sido la gestión de los republicanos durante los tres años que han estado en el gobierno municipal a través de las concejalías de Participación Ciudadana y Sanidad. De esta última no se dejó de mencionar el Hospital Sant Joan de Reus, que ayer salvaba su cuarta causa de disolución consecutiva.  

Preguntada después por la cuestión, Llauradó dijo estar convencida de que la Generalitat cumplirá lo acordado y, a finales de año, pondrá en marcha la entidad pública que debe gestionar el centro. «Se han dado pasos mucho más firmes ahora que cuando se anunció el consorcio», aseguró, antes de añadir que éste no prosperó por la aplicación del 155 y, novedad, porque no se contaba con el apoyo de la Conselleria d’Economia. 

Plan de Acción Municipal

En su intervención hizo gala de dominar todos los temas en los que ERC centrará su hoja de ruta de cara a las municipales pero, a diferencia de los otros dos conferenciantes, no reveló ningún proyecto en concreto. Eso hizo que su discurso girara principalmente entorno la voluntad de hacer una ciudad inclusiva y participativa y con un nuevo Plan de Acción Municipal. También destacó la necesidad de sumar la universidad a la hora de definir las estrategias comerciales y económicas que deberán implantarse los próximos años.

El mismo tono mantuvo a nivel político, ya que no levantó críticas contra otras formaciones y tampoco apuntó con cuales pactaría para formar gobierno tras el 26-M. Quizas porque, por entonces, ya se conocerá sí el CIS llevaba razón con lo de las elecciones generales.

Temas

Comentarios

Lea También