Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus, capital del referéndum

Es la ciudad más grande del sur de Catalunya que apoya el 1-O. Pellicer declarará ante el Fiscal pero ratifica que pondrá las urnas y que irá a votar

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen colgada en las redes con el alcalde Pellicer y representantes del PDeCAT, ERC y la CUP mostrando el manifiesto a favor del 1-O.  Foto: @PDeCATREUS

Imagen colgada en las redes con el alcalde Pellicer y representantes del PDeCAT, ERC y la CUP mostrando el manifiesto a favor del 1-O. Foto: @PDeCATREUS

Reus se ha convertido en el municipio más grande del sur de Catalunya que está a favor del referéndum. Y lo es a consecuencia del ‘No’ inmóvil que profesa Tarragona, convertido en el gran bastión que tienen los socialistas para rechazar poner urnas el 1-O. A estas alturas del Procés, los acontecimientos se están sucediendo a velocidad de vértigo y no hacen más que corroborar que gran parte de la ciudadanía y del Ayuntamiento de Reus están decididos a luchar por el ‘Sí’. Y que lo harán sin mirar atrás y a expensas de la descarnada presión política, popular y judicial que está ejerciendo el Gobierno de Madrid.

El manifiesto de PDeCAT, ERC y la CUP visualiza que la mayoría del pleno es independentista 

Un claro ejemplo es el alcalde de Reus, Carles Pellicer, que por ‘culpa’ de defender sus compromisos políticos deberá declarar ante la Fiscalía el próximo 21 de septiembre. Una citación que deja claro –con o sin el hecho de que firmara un decreto– que su determinación para facilitar la organización del 1-O es firme. De hecho, así lo corroboró de nuevo en el pleno del viernes afirmando que «este Ayuntamiento cederá los locales para poder votar». 

La firma del manifiesto para impulsar el referéndum de autodeterminación que Pellicer llevó a cabo hace unos días con ERC y con la CUP, su principal rival político en el ámbito municipal, tiene cada día más importancia. Sobre todo porque su unión deja sobre la mesa una conclusión clara: Reus tiene mayoría independentista. 

Esto es así porque entre PDeCAT, ERC y la CUP suman 15 de los 27 concejales que conforman el Ayuntamiento de Reus.  Y así se ha hecho evidente cuando, desde los partidos unionistas, C’s y PP, han intervenido en la sesión plenaria para evitar que la capital del Baix Camp apoyara el 1-O. 

Si trasladamos la realidad actual que vive el consistorio a otros escenarios el resultado  es parecido. Si nos centramos en  la convocatoria del 9-N, en el año 2014, los votos del ‘Sí-Sí’ a la doble pregunta –¿Quiere que Catalunya sea un Estado? ¿Quiere que sea independiente?–  sumaron una victoria incontestable. Un total de 23.203 personas se inclinaron por el ‘Sí-Sí’, mientras que el ‘Sí-No’ sumó 2.329 votos por 1.348 ‘No’

De todos estos números se pueden extraer dos hechos clave. El primero es la alta participación que hubo teniendo en cuenta que, a diferencia del día 1 de octubre, aquello fue un proceso participativo y todo el mundo lo tenía asumido. A pesar de ello votaron 28.234 personas sobre un censo estimado de 87.000, lo que supondría sobre un 30% de los reusenses llamados a las urnas. Un número nada desdeñable teniendo en cuenta que en las últimas elecciones municipales (mayo de 2015) lo hicieron poco más de 39.000 reusenses. Por lo tanto, el escenario de un referéndum vinculante como el que se prevé el 1-O debería contar con mayor participación. 

No obstante, y aquí el segundo punto de análisis, también haría falta conocer si se movilizaría con fuerza el sector del ‘No’, más focalizado en los barrios periféricos, donde el origen obrero e inmigrante de la población es mayor. Y todo ello teniendo en cuenta que, tal y como ocurre en todos los comicios, siempre existe un tanto por ciento que nunca irá a votar. 

El ‘Sí-Sí’ ganó por goleada el 9-N y sumó una participación de 28.234 reusenses, un 30% del censo

Aquel lejano 27-S

Un comportamiento similar también se produce si uno observa los resultados de las últimas elecciones al Parlament de Catalunya (2015). Mucho ha cambiado el panorama desde aquel 27-S. Pero ya entonces Reus fue la ciudad, entre las más pobladas de la demarcación, en la que el tanto por ciento de voto independentista fue superior. Las dos formaciones proindependentistas unidas, JxSí y la CUP,  registraron 23.828 votos (44,81%)  frente a los 28.428 votos (53,45%) de los no independentistas. 

Aquí, no obstante, el papel que jugó Catalunya Sí que Es Pot (CSQP) podría ser muy distinto en la actualidad tras las diferencias surgidas entre los comunes ante la celebración del referéndum. Si contrastamos el 53% al no a la independencia de Reus con las otras ciudades se aprecia que en Tarragona el ‘No’ fue del 62%, por el 58% de El Vendrell o el 56% de Cambrils. Lo que dejaría, otra vez, a Reus como capital del ‘Sí’.

Temas

Comentarios

Lea También