Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sigue la protesta de los trabajadores del Hospital Sant Joan de Reus

El comité de empresa continúa ocupando parte de la la rambla principal del equipamiento. La intención es que el encierro dure 24 horas, hasta las 9 de la mañana de mañana

Francesc Gras

Whatsapp
Los trabajadores ya están encerrados en el hospital de Reus. Foto: F.G

Los trabajadores ya están encerrados en el hospital de Reus. Foto: F.G

Los trabajadores del Hospital Sant Joan de Reus siguen encerrados para protestar contra los recortes que plantea la dirección para paliar el déficit que arrastra el centro. El comité de empresa había convocado a la plantilla a primera hora de la mañana en la rambla principal del equipamiento. Si bien a primera hora la asistencia ha sido reducida, a medida que han ido pasando las horas se añadido más trabajadores. La intención es que el encierro dure 24 horas. Durante todo este tiempo se han programado distintas charlas para ir informando tanto a los usuarios como al personal del hospital sobre los planes que tiene el Ayuntamiento al respecto del convenio o sobre la creación del consorcio con la Generalitat de Catalunya (a través del CatSalut) que debe entrar en funcionamiento a partir de 2018.

"El personal está harto de tantos recortes y de una situación que nunca termina. El anuncio de la intervención del Hospital por parte del CatSalut nos parece una buena medida a medio plazo, pero de momento el Ayuntamiento resuelve la situación actual quitando el salario a los trabajadores y recortando servicios a la población". Asi se ha expresado la presidenta del comité de empresa, Alicia Martín, quien también ha pedido una reunión con el conseller de Salut, Toni Comín, para exponerle su situación.

En este sentido, los trabajadores también han mostrado su preocupación y rechazado por las medidas que quiere aplicar la auditoría encargada a principios de año por la dirección del Hospital. Ésta plantea la necesidad de suprimir puestos de trabajo del servicio de Urgencias, el cierre de camas del hospital y de uno de los aceleradores lineales que se usan para los tratamientos oncológicos, el cierre del servicio de Medicina Deportiva o la eliminación de parte del sueldo de los trabajadores.

Las actuales tensiones entre el personal del centro y la dirección surgen con la negociación del nuevo convenio colectivo de fondo. Y es que en caso de que ambas partes no lleguen a un acuerdo antes del 30 de junio, la plantilla del Hospital pasaría a estar regida por el convenio sectorial Siscat. "Queremos mantener nuestro propio convenio y pienso que estamos cerca de lograr cerrar un acuerdo de mínimos", ha sentenciado Martín. La protesta de este miércoles se suma a las que ya han llevado a cabo en las últimas semanas como, por ejemplo, la movilización por el centro de la ciudad del pasado 19 de mayo.

Temas

Comentarios

Lea También