Una alternativa para la decoración navideña

Iniciativas en Reus y Baix Camp defienden otra opción más consciente para embellecer calles y varios espacios

CRISTINA VALLS

Whatsapp
Un taller de bolas navideñas alternativas, llevado a cabo en Reus en el marco del programa ‘NDL x Joves’ que potencia el área de Joventut del Ayuntamiento de Reus. FOTO: A. GONZÁLEZ

Un taller de bolas navideñas alternativas, llevado a cabo en Reus en el marco del programa ‘NDL x Joves’ que potencia el área de Joventut del Ayuntamiento de Reus. FOTO: A. GONZÁLEZ

La capital del Baix Camp y municipios de la comarca promueven una decoración alternativa para la Navidad a través de la organización de varios talleres realizados estas últimas semanas. El reciclaje ha estado muy presente y varias de estas iniciativas impulsan la participación de los jóvenes, también. Esta es una forma ideal para pensar de forma más consciente cómo abordar la Navidad en el aspecto más estético; al menos, para que se tenga claro que hay alternativas que le dan valor a una acción, al mero hecho de crear objetos de forma artesanal, con valor añadido y donde se invierte tiempo con ilusión.

El programa NDL x Joves, impulsado por el área de Joventut de Reus para este diciembre, ha propuesto alternativas de ocio saludable, educativo y de carácter lúdico para los jóvenes. Para ser más concretos y con el objetivo de «marcar la diferencia», el pasado día 21 de diciembre, el Casal de Joves acogió un taller de creación de bolas de Navidad alternativas.

La Creperia Kenavo acoge decoración con materiales reciclados de diferentes centros educativos y personas voluntarias. FOTO: CEDIDA

Esta tendencia también se ha observado en diferentes barrios de Reus, que han apostado por decorarlos por Navidad con materiales a los que les han dado una segunda oportunidad y se observa, además, con acciones puntuales visibles en el ámbito comercial. Por hablar de un caso determinado, la propietaria de la Crepería Kenavo, Bénédicte Ronco, sostiene que «estoy en contra del gasto energético que comporta las luces navideñas, es verdad que es bonito y hace que las calles luzcan mucho mejor, pero existen alternativas».

El año pasado puso en marcha un proyecto participativo en el que, a través de redes sociales, expuso dicha postura e invitó a aquellos que quisieran a que le trajeran decoración alternativa para decorar la crepería. «Volví a proponerlo este año, que la gente, de forma voluntaria, me trajese sus artesanías y manualidades y han venido distintos centros educativos: uno de Tarragona, el IFE d’Auxiliar en Manteniment d’Instal·lacions Esportives del Institut Cal·lípolis, el Col·legi Maria Rosa Molas y la Escola La Vitxeta», enumera.

Defiende que lo interesante de la idea es la participación y que varias acciones navideñas pueden convivir. «Todo lo que traen es decoración sin luces, cosas hechas principalmente por niños pero también por adultos, artistas y gente que ha encontrado una idea bonita para compartir en el restaurante», destaca.

Otro proyecto es el que propone Almoster Germina. El pasado 13 de diciembre organizó un taller infantil para crear un cotillón sin usar plástico en la Sala de Cultura de Almoster. Desde la entidad se animó a los participantes a que trajeran todo tipo de elementos reaprovechables, como cajas de cartón, telas o todo material que creyeran útil.

Temas

Comentarios

Lea También