Una quincena de jóvenes del mundo rural se forman para acceder al mercado laboral

El Consell Comarcal del Priorat ha puesto en marcha un proyecto pionero, conjuntamente con la Segarra y la Anoia, que ofrece 300 horas de formación en línea e orientación

Montse Plana

Whatsapp
Georgina Padilla vive en Falset y es una de las participantes del Projecte Singular Insertdigital.  FOTO: Alba Mariné

Georgina Padilla vive en Falset y es una de las participantes del Projecte Singular Insertdigital. FOTO: Alba Mariné

Las comarcas de interior han dado un paso adelante para incentivar la formación y orientación laboral de sus jóvenes. Las grandes ciudades y las zonas costeras se convierten en el centro de la gran mayoría de proyectos que se desarrollan, pero el resto de territorio también tiene necesidades. Ante esta situación, los Consells Comarcals del Priorat, la Segarra y la Anoia se han unido para dar una oportunidad a aquellos jóvenes que viven fuera de las áreas urbanas y desean seguir su formación.

Lo han hecho a través de un proyecto conjunto y pionero: el Projecte Singular Insertdigital, dirigido a jóvenes de entre 16 y 29 años. El programa cuenta con una quincena de participantes en el caso del Consell Comarcal del Priorat que, más allá de jóvenes de esta comarca, también acoge de otras zonas próximas, como el Baix Camp, la Terra Alta o la Ribera d’Ebre.

Desde el ente supramunicipal, se señala como clave de éxito que la formación se imparta en línea. Y es que se destaca que deben tenerse en cuenta las características de cada territorio. En el Priorat, por ejemplo, hay unos 9.000 habitantes distribuidos en pequeños pueblos y una orografía que dificulta las comunicaciones. «En 2015, participamos en el Garantia Juvenil. Únicamente se apuntaron seis jóvenes, así que no repetimos», explica el Cap de l’Àrea de Promoció i Desenvolupament del Consell Comarcal del Priorat, Josep M. Coll. No obstante, esto no quiere decir que en la comarca no exista la necesidad de impartir programas de formación, sino que deben buscarse fórmulas que se adapten a las necesidades. 

Miquel Vidal, de Les Borges del Camp, subraya que la formación se realice en línea.  FOTO: Alba Mariné

El requisito para participar en este proyecto es estar dado de alta en Garantia Juvenil y en el Servei d’Ocupació de Catalunya. Una de las participantes es Georgina Padilla, de Falset. Con 26 años, esta joven técnica administrativa está en el paro. «Quiero seguir mi formación y creo que este programa me ayudará a encontrar trabajo», explica. En una situación parecida se encuentra Miquel Vidal, vecino de Les Borges del Camp. En su caso, ha cursado un Grado Superior de informática. Ha trabajado como técnico, pero justo hace un par de meses se quedó sin trabajo. Ambos subrayan la importancia que la formación se imparta a distancia. Georgina, por ejemplo, tiene la intención de pasar una temporada en el extranjero, «y esto me permitirá seguir las clases», subraya. Por su lado, Miquel está realizando un curso de Informática, «y siendo on-line, me lo puedo combinar», dice este joven de 25 años.

El programa consta de 300 horas de formación en línea que se dividen en dos partes. La primera es comuna y se centra en competencias digitales y de marketing. En la segunda, cada joven tendrá que escoger un sector: turismo, industria, comercio agroalimentario... Además, la formación combina sesiones teóricas y prácticas tutorizadas. El proyecto está coordinado por la Associació per a la Innovació Estratègica Vegga.

Temas

Comentarios

Lea También