Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una veintena de afectados se une para iniciar acciones legales contra Traiber

Emilio Ortiz abogados, que representa a los perjudicados, solicitará personarse como acusación particular en la causa que investiga la venta de implantes defectuosos al Hospital Sant Joan
Whatsapp
Imagen de Carme Romeu, quien desde hace siete años sufre dolores en la rodilla izquierda. Foto: Alba Mariné

Imagen de Carme Romeu, quien desde hace siete años sufre dolores en la rodilla izquierda. Foto: Alba Mariné

Los afectados por las prótesis de Traiber han empezado a movilizarse para emprender acciones legales. Una veintena de personas ya ha contactado con el despacho Emilio Ortiz Abogados (especializado en representar a afectados por implantes defectuosos) para analizar cada caso y evaluar qué reclamaciones judiciales pueden iniciar.

Al respecto, el letrado Emilio Ortiz confirmó al Diari que se personará como acusación particular en la causa que investiga, en el marco de la pieza separada número 4 del caso Innova, el magistrado Diego Álvarez de Juan en relación a la presunta venta de prótesis en mal estado de la empresa Traiber al Hospital Sant Joan de Reus.

«Desde que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios emitiera una alerta sanitaria sobre los productos de Traiber, una veintena de afectados, alarmados por la posibilidad de llevar un producto inseguro y defectuoso, ha contactado con nosotros», asegura Ortiz.

A pesar de esta alarma social, el abogado se muestra precavido, en tanto que «hay que de mostrar que los dolores y las molestias que durante años han acumulado algunos afectados se deben a un implante defectuoso de Traiber». «Para iniciar cualquier reclamación es necesario recabar toda la documentación médica (historial clínico, resultados de pruebas, visitas, etc.) relacionada con la prótesis en el hospital donde se le implantó la pieza», explica Emilio Ortiz.

Por esta razón algunos de los afectados, como la reusense Carme Romeu, ya han entregado al Hospital de Reus una carta en la que explícitamente solicitan «copia de todos los archivos clínicos, historia clínica, gammagrafías óseas, radiografías, ecografías, resonancias magnéticas, informe de anatomía patológica, y las etiquetas de las prótesis, en definitiva copia de toda la historia clínica del paciente relacionada con las prótesis de cadera o de rodilla según se trate».

 

Identificar el problema

Además de reunir toda la documentación, en el caso de los afectados a los que se les comunique que se les extraerá la prótesis de Traiber, el despacho Emilio Ortiz Abogados recomienda a los afectados que soliciten la recuperación del implante. «Cuando tengamos la pieza encargaremos su análisis a un centro público independiente, que será el Departament de Ciència dels materials i Enginyeria Metal·lúrgica de la Universitat Politècnica de Catalunya», asegura Emilio Ortiz.

El abogado recalca que para que la evaluación pueda realizarse correctamente es imprescindible que «el cirujano que extraiga la prótesis con los tejidos adyacentes a la misma conserve el implante en un frasco hermético en liquido fijador formol». «El resultado de las pruebas determinará si la prótesis es defectuosa o no, pero en cualquier caso los afectados pueden llevar a cabo la reclamación a la empresa, teniendo en cuenta que muchos de ellos suman años y años de molestias por llevar un producto del que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) alertó por importantes deficiencias en el sistema de calidad», concluye Ortiz.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También