Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Correos acumula 12.000 notificaciones administrativas sin repartir desde hace dos meses

Fuentes sindicales lo achacan a «la falta de personal» en Reus, porque la contratación está «bajo mínimos» y «se da prioridad» a la paquetería. No descartan volver a movilizarse

| Actualizado a 29 julio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Los trabajadores de Correos en Reus están trabajando en las carterías con el 55% de la plantilla, según aportan fuentes sindicales de la CGT. La cantidad de mensajeros «no es suficiente y no llegamos a todo, y menos sin refuerzos», dicen. Hay gente de vacaciones y la contratación «está bajo mínimos», lamentan.

Hay una acumulación de 12.000 notificaciones administrativas desde el 1 de junio, que no se han podido repartir este verano en la ciudad y los trabajadores lo achacan a la «falta de personal», señalan que la empresa «da prioridad» a la paquetería. Si la situación no cambia, no descartan movilizarse. El secretario general de la CGT de Correos de Tarragona, Pau Pastor, afirma que las acumulaciones se producen habitualmente, pero no con estos números: «Pueden ser 1.000 notificaciones, pero que en casi dos meses lleguen a 12.000 no es normal».

Los trabajadores del colectivo piden subidas salariales y trabajar en «mejores condiciones». Esta situación «no ha cambiado mucho», ni desde el verano pasado –en que se llevaron a cabo diferentes movilizaciones– ni desde hace unos meses. Los sindicatos también organizaron concentraciones en la demarcación hace cosa de un mes aproximadamente. «Lo poco que ha cambiado ha ido a peor», lamenta el representante sindical de la CGT, quien subraya que las condiciones en las que trabaja el personal en Reus «afectan al servicio». Pastor recuerda que este asunto se da también en el resto de la provincia y del Estado.

El calor «tampoco ayuda», tercia el sindicalista, quien manifiesta que en la capital del Baix Camp los carteros no llegan a todos los barrios, que rozan la cuarentena. La plantilla que cubre la ciudad «no da abasto».

La «estrategia empresarial», prosigue el representante sindical de la CGT, trabaja en dar salida a los pedidos de paquetería, que fueron al alza al llegar la pandemia. El confinamiento estricto provocó un incremento de este tipo de peticiones que de momento parecen afianzarse.

Pastor aporta que probaron un plan piloto de cartería en distintas zonas fuera de Reus, también, pero que «no tuvo ninguna salida». En cualquier caso, «si antaño había un cartero por barrio, ahora las áreas son mayores y los carteros muchos menos», insiste.

Las medidas organizativas

Fuentes de la empresa de Correos manifiestan que toman las «medidas organizativas necesarias» para garantizar «plenamente» la prestación de los servicios postales y de paquetería y la atención al público en Reus, así como en el resto de la geografía española.

La adecuación de los medios a las necesidades es «una acción permanente para Correos» en la que se aplican «criterios de optimización y eficiencia», sin olvidar «el compromiso con los niveles de calidad en la prestación del servicio postal universal que esta sociedad debe alcanzar».

La empresa de mensajería hace saber que, a día de hoy, la Unidad URP Reus está cubierta con «suficientes recursos», tanto el turno de mañana como el de tarde. Cifran que se alcanza la asistencia del 70% del personal de reparto respecto a la media del resto de año en el turno de mañana y en el turno tarde asiste el 81% del personal asignado.

La compañía apunta, por otro lado, que hay «una previsión de contratos necesarios para atender ausencias planificadas por vacaciones del personal». Estas actuaciones se enmarcan en las medidas organizativas de la compañía para «adaptar la plantilla a la evolución del tráfico» y así se determinan las necesidades de personal necesario y «se equilibran las cargas de trabajo» en el conjunto de las unidades para conseguir una «mayor racionalidad entre las distintas zonas de reparto».

La determinación de los recursos, continúan las mismas fuentes de la empresa española, es una «actuación dinámica», por lo que si se detectan nuevas necesidades postales, «se asignarán los medios precisos para ofrecer un servicio postal universal que cumpla los requerimientos de calidad a los que está comprometido Correos».

Por ello, Correos ha pedido dos contratos para el turno de tarde y un contrato más para el turno de mañana, que están «pendientes de formalización». En cuanto a condiciones laborales en la unidad, la sociedad indica que la climatización funciona «correctamente».

A modo de recordatorio, a mediados de mayo del año pasado, una treintena de trabajadores se congregó en un acto reivindicativo delante del Ayuntamiento de Reus para pedir mejoras laborales a Correos. Los asistentes trajeron pancartas con mensajes de «basta de recortes» y «basta explotación». El objetivo de la concentración fue hacer visible la reclamación de los trabajadores.

Comentarios
Multimedia Diari