«Que haya paradas en el Raval Santa Anna da más ambiente»

La plaza Prim de Reus y el tramo peatonalizado debutaron como escenarios de Sant Jordi para las entidades y el Mercadal aglutinó libros y rosas. La afluencia fue «mayor que en 2019»

| Actualizado a 23 abril 2022 20:06
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Con el paraguas en una mano y el libro o la rosa en la otra. Así vivieron este sábado muchos reusenses un Sant Jordi que, más allá de transcurrir entre el chaparrón y el sol de justicia, se hizo presente en nuevos espacios de la ciudad. El Raval de Santa Anna, que desde hace unos meses prioriza al peatón frente al coche, y la plaza Prim acogieron por primera vez algunas de las 62 paradas de entidades, que también estuvieron en el Fossar Vell. El Mercadal se reservó para 10 librerías y 11 floristerías que. A primera hora de la tarde, se confesaban «completamente desbordadas» ante la afluencia de público que, «aunque era esperada, ha sido incluso mayor que la de 2019».

El año anterior, la actividad se había reubicado y se centró en el Parc de Sant Jordi, con colas y circuitos de entrada y salida. Ayer, paseando por el núcleo, familias como la de Israel aplaudían que «cuantos menos coches haya, mejor para todos» y apuntaban que, con la peatonalización del tramo del Raval y la colocación de parte de las carpas, además de las actuaciones de elementos festivos, «hay más ambiente y es perfecto». También el alcalde de Reus, Carles Pellicer, que justo daba una vuelta entre las paradas, valoraba que «ha quedado muy bien» y precisaba que «la gente está contenta y hay más espacio para caminar». 

Evitar las aglomeraciones

Eso destacaban también en la librería Abacus, donde Berta Sirolla apuntaba que «teniendo en cuenta lo concurrido que está todo, ha sido positivo concentrar las librerías y las floristerías dentro del Mercadal y el hecho de que las entidades puedan estar en Prim o en el Raval de Santa Anna.De esta manera, aquí solo ha habido la aglomeración para libros y rosas porque, si no, al ser tantos, la plaza siempre se llenaba demasiado».

En cuanto a las ventas, Sirolla explicaba que «ya preveíamos un día muy fuerte y, pese a la lluvia, ha estado muy bien». De hecho, las precipitaciones intermitentes a lo largo de prácticamente todo el día no llegaron en ningún momento a vaciar las paradas. «Se nota que había ganas de cultura y de salir y, los ratos que ha habido sol ha venido todo el mundo». En cuanto a los títulos con más tirón, «uno de los que más salida ha tenido ha sido el Premi Sant Jordi», Morir-ne disset de Sergi Belbel o «la novela de la autora local Marta Vives». 

Por su parte, desde la Llibreria Galatea, Sergi Garcia se mostraba «contento» porque «tras toda la semana hablando de lluvias, nos temíamos lo peor y mucha gente vino el viernes pero también ha habido sol así que ha sido otro éxito». «Había ganas», añadía. Sobre lo que más le pedían los lectores, Garcia especificaba que «han sido premios catalanes como Toni Cruanyes o Empar Moliner o, en castellano, el Premio Planeta. Los sospechosos habituales», bromeaba. En clave reusense, «se ha repartido». «No sé si nos habíamos olvidado de cómo era, pero estamos muy desbordados», decía. 

En las floristerías, evidentemente, la rosa roja no tiene rival y «es un 95% de lo que se vende». Marta Constantí, desde la Floristeria Trèvol, comentaba ayer que «ya habíamos comprado muchas pero se nos han acabado y hemos tenido que ir a por más». «Ha sido estupendo, una cantidad de gente muy superior a 2019», celebraba, y valoraba que «será por el sábado o porque veníamos de dos años de pandemia, pero ha ido así». Además de la roja, «nos piden rosas de todos los colores y las tenemos con cera de chocolate, aunque en lo que innovamos es en los envoltorios». 

El Navàs Market de Casa Navàs, lecturas populares, talleres para niños, la presentación de un libro infográfico sobre Gabriel Ferrater o los encuentros con autores locales acabaron de completar la Diada, que culminó con la entrada de elementos de fuego y los Xiquets de Reus para su actuación en la plaza: un 3de7 y el primer 5de7 de la temporada, antes de que la lluvia les obligase a parar.

Comentarios
Multimedia Diari