Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La apuesta por el peatón saca el coche del centro de Reus y dificulta el aparcamiento

La peatonalización del casco antiguo afecta a los conductores a la hora de estacionar

| Actualizado a 17 julio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«¿Dónde aparcamos los que vivimos en el centro de Reus? O pagas 70 euros al mes o sabes que vas a tener que andar 15 minutos para llegar a casa», cuenta la joven Irene Roigé. Trabaja en Cambrils y cada día sigue el mismo ritual: al volver a la ciudad, se pone a buscar un sitio donde dejar su coche, en la zona del Velódromo o en el Passeig Misericòrdia. Admite, cansada, que «algunos días me he pasado 45 minutos e incluso una hora buscando». Finalmente, termina ocupando un hueco que «no debería ser mío por proximidad». Por su situación económica, «no me puedo permitir costearme un parking privado, no con el precio al que va la gasolina», comenta. Le gustaría que el gobierno local tuviera más en cuenta los residentes del casco antiguo, «quizás con la creación de plazas para los que vivimos aquí», propone.

La apuesta municipal por la peatonalización del centro de Reus afecta, como comentan diferentes usuarios, a la oferta de estacionamiento de vehículos. Atendiendo, aun así, a situaciones como la de Roigé, la oferta de los parkings en Reus supera la de otras ciudades cercanas, permitiendo aparcar en cualquiera de los 4.400 espacios ofertados para todo el día por cuatro euros. En Tarragona, la misma tarifa es de 4,50 euros, mientras que en ciudades como Valls o Cambrils se puede estacionar, como máximo, por un total de cuatro horas por 4 euros, aunque los precios varían según la zona.

Otro usuario de aparcamiento en la ciudad, Gerard, que viene de Barcelona, ha encontrado «muchas facilidades para aparcar». «Venimos siempre al mismo lugar, porque sabemos que habrá sitio; además, estamos justo en el centro», comenta. Para él, la única nota negativa la tiene el precio por tiempo, que considera «caro»: «Y más si estás dos horas, como es mi caso; es económico, eso sí, si tienes pensado ir sin prisa».

Otro perfil es el de Alejandro Javier, que está acostumbrado a ir y venir de Tarragona. «Al principio, estuve mirando parkings privados cerca de donde trabajo, en un comercio de la calle Llovera, pero al final opté por el público de la plaza Llibertat», resume. Decidió contratar un bono mensual por el que paga 78 euros, aunque admite que «la opción más viable es venir a la ciudad en transporte público». Valora la posibilidad de estacionar hasta 12 horas diarias su vehículo y concluye que «hoy en día, uno lo que busca es tiempo».

El alquiler de plazas en parkings privados cerca del centro oscila, por otro lado, entre los 70 y los 85 euros mensuales y el coste disminuye a medida que se alejan del casco antiguo. Si se compara una tarjeta de bono 24 h de los aparcamientos municipales del centro, que sale a 105 euros mensuales, con la del hospital, que sale a 82,40 euros, o la del Tecnoparc, a 46 euros, se observa que los precios remarcan la viabilidad estacionaria para los visitantes esporádicos, pero no sale rentable para los vecinos de la ciudad contratar el servicio público, así lo confirman algunos de ellos.

El sistema de precios se estructura en tres coronas: centro, barrios contiguos y perimetrales, con ofertas proporcionales a su demanda. Estos tres casos son algunos de los miles que hay en la ciudad, cada uno con sus especificaciones y necesidades.

La oferta de parkings municipal

Actualmente, hay 4.400 plazas subterráneas repartidas en 10 parkings: Les Oques, El Baluard, La Llibertat, La Pastoreta, Passeig Prim, Sant Ferran, El Carrilet, la Fira, Hospital Sant Joan y Tecnoparc. Respecto a zonas de estacionamiento gratuito alternativo, Països Catalans sigue siendo el que más sitios ofrece con 275, seguido del descampado del Pi del Burgar con 200, el barrio Gaudí facilita un total de 140, la plaza del Velòdrom cuenta con 68, Sor Lluïsa Estivill tiene capacidad para 50, Roger de Llúria puede alojar 42, Sol i Vista permite 24 y, por último, en la calle de Falset, pueden aparcar un máximo de 21. Además de estos espacios en superficie, se mantienen un total de 790 plazas de zona azul y otras 690 de tarifa reducida.

Comentarios
Multimedia Diari