Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Los aparcamientos de zona azul superan a los disuasorios en Reus

El consistorio estudiará la creación de más plazas para coches en las afueras, como parte del Pla de Mobilitat Urbana que ahora se está elaborando. El casco antiguo solo tiene 16 gratuitas

| Actualizado a 01 agosto 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Reus tiene más plazas de aparcamiento en áreas de zona azul que en parkings disuasorios. Las áreas de pago en superficie, un total de nueve, concentran 1.105 sitios para dejar el coche, mientras que los disuasorios son ocho y pueden albergar hasta 820 vehículos. Incluso cuando se materialice el proyecto de vivienda de La Hispània, que hará desaparecer la zona azul de la Riera Miró, la diferencia seguirá rozando el centenar de plazas. El Ayuntamiento estudiará la creación de más parkings en las afueras.

Los datos se desprenden del nuevo Pla de Mobilitat Urbana de Reus, aún en redacción pero cuyas primeras fases ya se han completado. El documento también precisa que, en cuanto a las plazas repartidas por la ciudad –las denominadas en calzada, a lado y lado de la carretera–, las gratuitas sí son más: 24.045 frente a las 769 azules.

Por distritos, el 8 –barrio Immaculada, Sol i Vista, Les Palmeres– es el que más zona blanca tiene, junto al 7 –Mas Abelló, Mas Pellicer, Tecnoparc, Hospital–, donde también se aparca el coche gratis con facilidad. En el distrito 1 –el casco antiguo– todo es de pago salvo 16 plazas. Sumando las plazas en calzada, las que se concentran en áreas tarifadas o aparcamientos disuasorios y las subterráneas, en la ciudad hay un total de 38.933 sitios donde estacionar.

Pero el Pla de Mobilitat va mucho más allá de esto. El Ayuntamiento somete estos días a exposición pública un resumen que permite acercarse a las que serán las principales líneas de la política municipal en este campo para los próximos años.

Entre otras cuestiones, el consistorio se propone seguir adelante con las medidas para restringir el tráfico en el centro mediante limitaciones en los arrabales. Quiere pacificar, también, los entornos de los colegios y convertirlos en espacios donde se pueda circular a pie y jugar con seguridad. La zona azul se potenciará en el núcleo, donde se eliminarán otras plazas de superficie.

La Zona de Bajas Emisiones podría dividirse en tres ámbitos

El Ayuntamiento también empezará a pensar, tal como reflejan estas primeras informaciones de lo que será el Pla de Mobilitat Urbana de Reus, en cómo conectarse con las nuevas infraestructuras ferroviarias que se desarrollarán, como la estación intermodal o la de Bellissens. Igualmente está en los planes del ejecutivo local la conversión del aparcamiento de Prim en un centro logístico de última milla.

Más allá de esto, se prevé que las líneas orientadas a la eficiencia y a los sistemas de transporte alejados del coche sigan adelante, como el despliegue de la red ciclable, el impulso de planes de desplazamiento para empresas o la potenciación del bicibús para ir al colegio. Los ejes reservados para peatones se consolidarán en toda la ciudad.

Además, la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) que prepara el gobierno –que ya anunció que seguramente iría más allá del Tomb de Ravals– podría dividirse en tres ámbitos de diferente consideración: ultrabajas emisiones, ceñido al casco antiguo; bajas emisiones, para la zona urbana; y bajas emisiones ampliable, para las afueras.

Comentarios
Multimedia Diari