Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Los vuelos comerciales se despiden de Reus hasta 2023, con treinta rutas ya programadas

La actividad ya ha cesado y el movimiento de pasajeros se reactivará en marzo. La compañía irlandesa Ryanair, Jet2, TUI y TUIfly ya tienen a la venta billetes para el próximo año

| Actualizado a 08 noviembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Aeropuerto de Reus ha puesto el punto y final a la temporada 2022 y hasta marzo no habrá más vuelos comerciales. Ryanair es la compañía que más ha alargado su operativa en la capital del Baix Camp. Ayer, tenía que realizar los dos últimos movimientos previstos: un vuelo de ida y vuelta a Dublín. No obstante, a última hora, el avión tuvo que ser desviado hacia Barcelona ante la activación del plan Plaseqta, a raíz del incendio en una empresa de azufre en Constantí. Tras un cambio en la dirección del viento, el Aeropuerto de Reus quedó afectado, con todo el personal y pasajeros que tenían que embarcar confinados en su interior. No obstante, sí que se operó el vuelo hacia Dublín, dado que el confinamiento cesó alrededor de las 20.30 h y la previsión era que pudieran embarcar.

De esta forma accidentada, llegaba a su fin una temporada que ha supuesto la recuperación tras la pandemia. No obstante, ahora se encara el tercer invierno consecutivo ‘en blanco’. No habrá vuelos comerciales, pero como recuerda el delegado de UGT en el Aeropuerto de Reus, Carlos José Tomás, «la actividad no para». Es ahora cuando cogen relevancia los vuelos de práctica.

No será hasta marzo de 2023 que las compañías aéreas recuperarán el pulso. De momento, cuatro aerolíneas ya han puesto a la venta billetes para la próxima temporada, con un total de 30 conexiones. Ryanair sería la que empezaría antes a operar, con vuelos programados a partir del mes de marzo. En total, la compañía irlandesa tiene ya a disposición diez rutas. Una decena más corresponde a Jet2. En este caso, la mayoría de enlaces se pondrán en marcha en abril, con alguna excepción en mayo. En cuanto a TUI, la aerolínea ha puesto a la venta billetes de un total de nueve conexiones con el Aeropuerto de Reus, y TUIfly mantendría la conexión con Bruselas.

$!Los vuelos comerciales se despiden de Reus hasta 2023, con treinta rutas ya programadas

De momento, las rutas ya disponibles dan continuidad a las ya operativas en los últimos años, con especial atención sobre los destinos inglesas e irlandesas. Hay algunas excepciones, como Bruselas o Eindhoven, en los Países Bajos. No obstante, estos datos son aún temporales, y también cabrá esperar si vuelven los vuelos nacionales. Esta temporada, por ejemplo, Air Nostrum ha mantenido el enlace con Mallorca, moviendo a prácticamente 2.000 pasajeros.

Terminal cerrada

Para que vuelva toda esta actividad faltan todavía cinco meses. De mientras, la terminal estará cerrada, algo que genera críticas entre los mismos empleados de Aena y compañías aéreas, que creen que falta voluntad política, como también desde agentes del territorio, como la Cambra de Comerç de Reus.

En cuanto a los empleados, reclaman una desestacionalización para evitar los contratos temporales y fijos discontinuos. Carlos José Tomás, desde UGT del Aeropuerto de Reus, recuerda que sí seguirán despegando y aterrizando aviones, ni que no sean comerciales. Más de 70 empleados de Aena mantienen sus labores durante el periodo invernal, pero 16 trabajadores sí que se ven afectados porque su contrato es fijo discontinuo. Cesaron su actividad el pasado 1 de noviembre y no volverán a incorporarse hasta abril.

El cese de vuelos comerciales afecta a los fijos discontinuos de Aena, que son 16. Queremos que haya todo el año

El parón invernal afecta más directamente a los trabajadores de las compañías aéreas. En el caso de Ryanair, por ejemplo, durante el periodo que la aerolínea no opere en Reus, tres de los cuatro empleados fijos están afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Así lo han negociado los trabajadores en los últimos días y, justo la semana pasada, finalizaron los contactos.

En temporada alta, la compañía tiene a un total de 28 trabajadores en Reus, de los cuales, solo cuatro, están fijos todo el año. Esta será la primera vez, en años, que se pone sobre la mesa el ERTE dado que en las dos pasadas temporadas de invierno sin vuelos, prevalecía el Covid. Francisco Cebrián, representante legal de CCOO en Ryanair Reus, cuenta que inicialmente solicitaron, como medida paliativa, que algunos de los empleados afectados fuesen trasladados a Barcelona, «pero no fue posible por un motivo de convenio», relata. Como recuerda Cebrián, no es la primera vez que sucede. Y es que «el Aeropuerto de Reus siempre ha sido muy intermitente». El único periodo más estable fue el de 2007-2010, «cuando había la base», recuerda el representante legal de CCOO. En ese momento, en total había más de sesenta empleados de Ryanair en Reus, de los cuales, 20, fijos discontinuos.

Del total de 28 empleados de Ryanair en Reus, cuatro somos fijos y, de estos, tres entran en ERTE

Lo que desconocen los empleados es si la tónica para los próximos años va a ser esta. «Nos deberíamos proponer que ésta sea la última temporada en la que se cierra el aeropuerto», exclama el presidente de la Cambra de Comerç de Reus, Jordi Just. La apuesta que hace el ente cameral es la desestacionalización, y para ello Just remarca «retos importantísimos» en el horizonte: «Es el caso de la nueva Estación Central Intermodal, con el cambio de paradigma que va a representar por la comunicación del territorio, o el Plan Director del Aeropuerto que prevé una inversión de 100 millones de euros para dotarlo de las herramientas necesarias que le permitan llegar a conseguir los dos millones de pasajeros».

Nos deberíamos proponer que ésta sea la última temporada en la que se cierra el aeropuerto

De hecho, los empleados dicen no entender porqué se queda el equipamiento sin vuelos comerciales «cuando van llenos» o porqué no se potencian rutas que años atrás habían funcionado muy bien, como vuelos nacionales o conexiones con Marruecos. De hecho, recuerdan que otros aeropuertos de las mismas dimensiones o incluso más pequeños mantienen actividad todo el año. «Falta voluntad y financiamiento», señalan.

Por su parte, Jordi Just apela, a la vez, «a la responsabilidad de cada uno de nosotros de convertir el Aeropuerto de Reus en nuestro aeropuerto». Pide, así, que la gente del territorio sea «la principal prescriptora», lanzando la pregunta: «Si nosotros no hacemos uso de este aeropuerto, ¿cómo podemos convencer a los de fuera de su potencialidad?».

Más de 800.000 pasajeros

De mientras, lo que es una realidad es que esta temporada el Aeropuerto reusense ha recuperado el pulso. A falta de conocer los datos de octubre, hasta el pasado mes de septiembre ya se contabilizaban 811.412 pasajeros, todavía un 14% menos respecto 2019, pero superando con creces la cifra del año pasado, con solo 120.830.

Comentarios
Multimedia Diari