‘Tions’ en miniatura, siameses y que viajan desde Reus

El Mercat de Nadal abre 19 estands para renovar las tradiciones con pesebres con luz y cascadas, turrones locales o troncos de peluche

| Actualizado a 05 diciembre 2021 07:01
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Árboles, figuras del belén, plantas de Navidad, ornamentos, turrones, miel y otros dulces pueden encontrarse en el Mercat de Nadal que, desde el pasado jueves y durante 22 días, ocupa el Mercadal con sus 19 estands, de momento sin control de aforos pero sí con más separación entre los puestos. La previsión de recuperar las cenas familiares en casa parece haber alegrado las ventas estos primeros días, aunque los paradistas esperan que vayan en aumento a medida que se acerquen las fechas más señaladas y que la situación de la Covid-19 aclare el contexto. Entre los productos estrella, este año, destacan algunos como los ‘tions’.

Lo sabe Isabel Martí, que, tras 28 años sin dejar de ofrecer todo lo relacionado con la Navidad en Reus, explica que «en este tiempo, ha evolucionado mucho lo que la gente busca, sobre todo en cuanto a los belenes». «Los niños juegan, los disfrutan... Lo último, dentro de que se trata de elementos tradicionales, son las casitas y poblados con luces, con fuego, con cascadas...», añade. Mientras que la gente joven, «si no tiene hijos, se decanta sobre todo por llevarse árboles y adornos», para las familias «el pesebre es casi una obligación». De hecho, «hay quien hace colección y viene cada año a por algo». Todo se ajusta a las dimensiones de las casas: «La gente que vive en pisos más reducidos los buscan hasta en miniatura para el despacho», precisa Martín, que en sus tres décadas en la parada ha enviado algunos a Estados Unidos, El Salvador, Noruega, Holanda o Inglaterra, y acaba de mandar uno a Madrid.

En La Petita Santa Llúcia, también desde el Mercadal, infinidad de ‘tions’ esperan que se los lleven a casa. Esta familia de artesanos se ha especializado en ellos y hace de todo: «Además de vender los ‘tions’, cogemos encargos por Instagram (lapetitasantallucia) o si, por ejemplo, a alguno se le ha roto una pata, puede venir y que se lo reparemos», explica Alda San Nicolás. En su parada hay ‘tions’ de 50 gramos y de más de 25 kilos, de peluche, tradicionales y hasta siameses, desde 3 euros hasta 60 u 80, infantiles y para adultos. «Reus es una ciudad muy familiar y se buscan mucho», añade, y dice que «también tenemos los palos; lo hacemos todo nosotros mismos». «Empezamos con la crisis de 2008, yo quería un ‘tió’ y no había forma, pusimos la primera parada en Valls y la cosa triunfó, y poco a poco hemos podido construir esto».

Comentarios
Multimedia Diari