Sociedad Contenido ofrecido por Andrea Zanon

Andrea Zanon considera que se necesita mayor compromiso para luchar contra el cambio climático

Contenido ofrecido por Andrea Zanon

Whatsapp
Foto: Cedida

Foto: Cedida

En estos días se está celebrando la COP26, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima que en esta ocasión tiene lugar en Glasgow, Reino Unido.

Los especialistas como Andrea Zanon consideran que es la reunión más importante desde el Acuerdo de París, pero que aunque las medidas que se van a acordar van por la buena dirección no van a ser suficientes.

En la COP26 se deberían tomar medidas más duras

Durante la COP21 o Acuerdo de París, los países se comprometieron a limitar el cambio climático en 1,5 grados, lo que fue importante porque es raro que en una reunión de este tipo se establezcan medidas tangibles y medibles.

Ahora, en la COP26 se ha acordado una reducción del 30 % en las emisiones de metano para 2030, otro objetivo concreto y que se puede medir, pero que a los especialistas en cambio climático no les parece que sea apropiado, ya que creen que es una aspiración que se queda corta.

Andrea Zanon cree que habría que reducir las emisiones al nivel de la pandemia

Cuando estábamos inmersos en los meses más duros de la pandemia muchas industrias se paralizaron, de manera que las emisiones de CO2 de todo el planeta se redujeron de manera drástica.

Andrea Zanon, que ha asesorado a más de 15 ministros de finanzas de todo el mundo, considera que los objetivos de la COP26 no se tendrían que centrar tanto en el gas metano, como en fijar una fecha para que las emisiones de CO2 fueran las mismas que en momento álgido de la pandemia.

Esto sí que sería algo que influiría de manera drástica en el cambio climático, frenándolo y revirtiéndolo a medio plazo que es lo que se debía buscar.

El cambio climático tiene muchas implicaciones económicas

En un informe que este asesor hizo en 2014 para el Banco Mundial demostró que las desgracias climáticas se habían duplicado desde 1980.

Dicho de otra manera, significa que el calentamiento global no es solo algo que afecta a las especies animales y vegetales, una preocupación de ecologistas, sino que ya lleva un tiempo golpeando con fuerza a las economías mundiales.

De hecho, yéndonos hacia el presente, en el año 2020 en los Estados Unidos se produjeron 22 desastres climáticos que costaron 22 billones de dólares, lo que constituye un 1 % de la economía más poderosa del mundo.

La cifra es mareante, pero lo es aún más si pensamos en que las consecuencias del cambio climático no van a parar de aumentar, lo que podría derivar en una crisis económica sin precedentes en algunos países, algo que sucedería de una forma más virulenta en las naciones pobres, que no están preparadas para hacer frente a estos gastos.

Esta reducción del gas metano que se ha acordado en la COP26 es muy importante, pero algunos estudiosos del cambio climático creen que es insuficiente, más cuando las consecuencias de este cambio ya se están empezando a ver en las economías mundiales, las cuales tienen que hacer frente a un número de desastres naturales creciente y cada vez más costosos. 

*Andrea Zanon es asesor de Estrategia y Resiliencia Ambiental, Social y de Gobernanza (ESG) y ha asesorado a más de 15 ministros de Finanzas y a más de 100 corporaciones globales sobre cómo desarrollar países y sociedades con más resiliencia.

Temas

Comentarios

Lea También