Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Los vecinos echan a cuatro okupas de Roda de Berà gracias a una grabación

Los cuatro sujetos tenían una llave de la casa de Mirador de Berà que habían comprado ilegalmente el domingo. La Policía Local y Mossos pudo echarles

| Actualizado a 22 junio 2022 19:48
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Los vecinos de la zona Mirador de Berà, en la parte norte de Roda de Berà, alertaron en la madrugada del martes de unos ruidos sospechosos en una vivienda deshabitada. Hasta el lugar se dirigieron patrullas de la Policía Local y de Mossos d’Esquadra para verificar si se trataba de un robo con fuerza o un intento de okupación. Al final, fue lo segundo.

Antes de las tres de la madrugada entró una llamada de una vecina que indicaba que cuatro individuos estarían dentro de una vivienda que actualmente está desocupada.

La patrulla de la Policía Local se dirigió hasta el lugar de los hechos e identificó a los presuntos okupas, que tenían antecedentes delictivos según comprobaron al introducir sus datos personales en el ordenador.

Estos cuatro okupas explicaron a los agentes que habían adquirido la llave de la casa el pasado domingo y que ayer (venían de Rubí) entraban por primera vez en la vivienda. La presencia de una llave para entrar apunta a que es un nuevo caso de venta de viviendas vacías de mafias organizadas.

Una vez los agentes accedieron a la casa comprobaron que no se había constituido todavía, y gracias a un vídeo que grabaron los vecinos, se obtuvo la prueba gráfica necesaria que demostraba que acababan de acceder a ella de forma irregular, y por tanto se podía proceder a echarlos y abrir diligencias de ser autores de un presunto delito de okupación.

Los cuatro individuos, frustrados, se volvieron de nuevo hacia Rubí, a pesar de que la Policía Local sospecha de que intentarán volver a okupar la vivienda en un tiempo relativamente corto. Por eso se ha pedido a la entidad bancaria propietaria de la casa de Mirador de Berà que cumpla con su obligación de asegurarla y lleve a cabo las acciones necesarias para evitar un nuevo intento. Recomienda a los titulares que coloque una puerta antiocupas y una alarma.

Aún así, la Policía Local estará muy atenta a posibles movimientos en los próximos días. Cabe recordar que el Ayuntamiento ya había cortado previamente el suministro de agua, dado que es una de las medidas que efectúa el consistorio para poder acreditar que la ausencia de suministro de servicios certifica que la casa está vacía y sin el propietario no puede entrar nadie (de forma legal).

Cabe recordar que el viernes pasado se pudo entorpecer una okupación en la avenida La Mancha. En aquella ocasión la familia con menores ya estaba instalada, ya que accedió por un apuerta trasera y no por la principal, que sí tenía el blindaje para evitar estos asaltos.

Lo que sí pudo hacer la Policía Local es mantener a raya el corte de suministro de agua (estaba sin servicio la vivienda) para intentar que la familia se marchara ante la imposibilidad de conectarse ilegalmente a la red de suministro.

Durante 2021 la Policía de Roda de Berà consiguió que en 94 ocasiones, el 72% de los casos, los okupas no lograran su objetivo.

$!Los agentes de Cambrils lograron evitar la okupación en Vilafortuny. FOTO: @PoliciaCambrils

Otra desokupación en Vilafortuny

El pasado día 15, la Policía Local recibió el aviso de una posible okupación de una segunda residencia en Vilafortuny propiedad de una familia de nacionalidad belga. Del 15 al 18, se practicaron varias comprobaciones que indicaron que no había ningún ocupante titula, pero si indicios de tentativa de okupación ilegal.

También se valoró que hubiera trabajos previos, es decir, la posibilidad de que algún profesional manipulara las cerraduras para posteriormente entrar y realquilar esa vivienda de veraneo.

El pasado domingo, la Policía Local de Cambrils comprobó que se acababa de cometer una okupación ‘en caliente’ en este chalet, que está amueblado y equipado, y que los presuntos delincuentes eran un hombre, de 35 años, sin domicilio conocido y con antecedentes por delitos contra el orden público; y una mujer, de 28 años, con antecedentes por delitos por violencia doméstica en Murcia.

También fue identificada una tercera persona, de 35 años y vecina de Cambrils, que sería presumiblemente la que intentaba cambiar las cerraduras y alquilar la casa. Los agentes desalojaron a la pareja y abrieron diligencias contra los tres implicados.

Comentarios
Multimedia Diari