Más de Tarragona

Adiós a las traviesas de la antigua vía de tren Reus-Roda

La empresa Adif está retirando las piezas de la antigua vía que aún se conservan en buen estado para que, después de hacer un mantenimiento, puedan reutilizarse

Núria Riu

Whatsapp
Las traviesas de la antigua vía, ahora en desuso, serán desmanteladas para reutilizarlas. FOTO: Alba Mariné

Las traviesas de la antigua vía, ahora en desuso, serán desmanteladas para reutilizarlas. FOTO: Alba Mariné

Hace más de 25 años que los trenes ya no circulan por la vía Reus-Roda. Los cables, tornillos y demás materiales que tenían un valor económico han sido expoliados. En algunos tramos la antigua línea es apenas divisable. Sin embargo, hay algunas zonas que aún mantienen la antigua apariencia y que, poco a poco, van siendo desmanteladas. 

Esta semana, una máquina excavadora ha estado realizando trabajos a la altura del Baix Gaià. Han consistido en extraer las traviesas que conformaban el antiguo trazado. La actuación la ha realizado el ente gestor de infraestructuras Adif, quien ha explicado que se había detectado que las antiguas traviesas se encontraban en buen estado de conservación y que ahora van a reutilizarse. «Tan solo con un tratamiento sencillo pueden tener un nuevo uso», afirmaba la empresa. 

Se ha actuado sobre un tramo de unos 200 metros del que se han obtenido unas 330 unidades que ahora serán revisadas, se hará el mantenimiento y se instalarán en las vías y apartaderos de la estación de Classificació, en Tarragona. La intervención forma parte del proyecto de rehabilitación de la terminal de mercancías, en la que se han detectado varios déficits a causa de la falta de inversión de forma prolongada. Adif asegura que «es algo habitual». «En función de las condiciones de la infraestructura que tiene que rehabilitarse o renovarse se reutilizan los materiales», apunta la compañía. 

Las traviesas de la antigua línea Reus-Roda son de madera y se ajustan a las condiciones que se buscaban para esta intervención en concreto. Sus prestaciones, son más robustas, las hacen más adecuadas para los trenes de mercancías, ya que con el peso no se desgastan tanto como el acero. «Detectamos que estaban en un perfecto estado que nos permitirá hacer la operación», explicaban fuentes de Adif. 

La reutilización de material ferroviario es algo habitual. Ya sea para actuaciones de mantenimiento y mejora de vías que aún están en servicio o como elementos decorativos en parques y jardines. En este caso en concreto, estamos hablando de traviesas con más de 135 años de vida, ya que se instalaron antes de 1884, cuando se ponía en funcionamiento la vía. 

La mayoría de los materiales se desmantelaron cuando se construyó la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona, ya que una parte del trazado coincide con el de la antigua vía. Posteriormente también se extrajeron las traviesas en otros tramos, en los que tan solo queda el balasto.

Temas

Comentarios

Lea También