Más de Tarragona

Aguilar exige que el gasto social llegue hasta el 20% en 2022

Líneas rojas. ECP quiere aumentar el presupuesto del área y acordar con el gobierno municipal un plan de choque de reconstrucción social  

Octavi Saumell

Whatsapp
Carla Aguilar, ayer durante la jornada de presupuestos de En Comú Podem en el IMET. FOTO: Pere Ferré

Carla Aguilar, ayer durante la jornada de presupuestos de En Comú Podem en el IMET. FOTO: Pere Ferré

Pese a salir del gobierno municipal de manera traumática hace solo 113 días, En Comú Podem no cierra la puerta y negociará las cuentas de 2022 con el alcalde Pau Ricomà (ERC). Sin embargo, no lo pondrá fácil. Los Comuns saben que su voto será decisivo y, por ello, tensarán la cuerda con uno de los puntos fuertes de la gestión que llevaron a cabo entre 2019 y 2021: el gasto social, donde exigirán un incremento presupuestario para que llegue hasta el 20%.

Pese a ello, el aumento será una condición sine qua non. «Es un porcentaje realista, que se puede lograr. Con nosotros se aprobaron las cuentas más sociales y queremos que sigan creciendo en 2022. Y más en estos momentos, cuando el gasto en materia social es más necesario que nunca tras pasar la pandemia y volver a recuperar la ilusión y el pulso de la ciudadanía con medidas preventivas», indicó ayer la portavoz municipal de En Comú Podem, Carla Aguilar, durante la jornada de presupuestos que la coalición progresista llevó a cabo en el Institut Municipal de Serveis Socials (IMET) para configurar las que serán unas líneas rojas «ambiciosas y exigentes» para negociar los números del próximo año. 
Polémica con la CUP

La propuesta para incrementar hasta el 20% la partida de gasto social no es casual. Desde el cambio de gobierno, el área está liderada por la CUP, que ha asegurado haber encontrado una concejalía «con falta de liderazgo que era un despropósito», según indicó la actual presidenta  del IMSST, Inés Solé. En la oposición, las cupaires ya criticaron el sobrante de 1,4 millones de 2020. Suavizar el volumen entre cupaires y Comuns será uno de los puntos a tratar de cara a las próximas semanas. 

Sin embargo, la apuesta en materia social no se limitará solo a la partida global, sino que ECP busca acordar con Esquerra, Junts per Tarragona y la CUP un «Plan de Choque de Reconstrucción Social» para «reforzar y solidificar medidas que ya impulsamos cuando estábamos en el gobierno y que ahora queremos que sigan» afirmó Aguilar, quien reconoce no haber tenido aún ningún contacto con el gabinete republicano pese a que este lunes el propio alcalde aseguró durante una entrevista en Ràdio Ciutat de Tarragona que su exsocio hasta el pasado 16 de junio será la «prioridad» para acordar las cuentas. «Con Aguilar hicimos un pacto de gobierno, y en el acuerdo programático con Junts y CUP no hay diferencias en la voluntad de una política transformadora y de izquierdas», afirmó el máximo representante municipal. 

De hecho, el inminente inicio de las negociaciones presupuestarias llegan en un momento en el que la relación entre Comuns y ERC no ha mejorado tras el divorcio de hace cuatro meses, y que se ha visto afectada tras la aprobación en el último pleno de una moción de ECP que insta al Ayuntamiento a declarar como «tránsfuga» a Hermán Pinedo y, al alcalde, a retirarle las competencias después de que el edil de –que fue el ‘2’ de En Comú Podem en 2019– se quedara en el gobierno pese a la marcha de su exjefa de filas. Sobre ello, Ricomà calificó el lunes como de «asedio» la propuesta, unas palabras que no gustaron a los Comuns.

«Pedimos más respeto, y está claro que esto no ayuda», indica Aguilar, quien descarta que la situación política de su excompañero pueda influir en la negociación económica. 
Pase lo que pase con ECP, Ricomà no rechaza otras vías. «Antes teníamos 9 votos y ahora 13. Estamos mejor», recalca. La alternativa a los Comuns, con el PSC descartado, podría ser apostar por una moción de confianza vinculada a las cuentas. Una opción que, sin embargo, retrasaría la aprobación del presupuesto. Se perfila un otoño con Dragon Khans en la Plaça de la Font.    

Temas

Comentarios

Lea También