Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alarma por las pedradas a los buses de la EMT

Una piedra impactó el domingo en la cabeza de un conductor, que finalizó su recorrido pero que después fue relevado por un compañero

Àngel Juanpere

Whatsapp
El altercado se produjo en un autobús cuando circulaba por el vial que une Bonavista y Campclar. FOTO: lluís milián

El altercado se produjo en un autobús cuando circulaba por el vial que une Bonavista y Campclar. FOTO: lluís milián

Los dos apedreamientos contra autobuses de la Empresa Municipal de Transports (EMT) de Tarragona que se han producido durante el pasado fin de semana han hecho saltar todas las alarmas. La Guàrdia Urbana ha iniciado una investigación para tratar de localizar a los autores. Durante este año, dichos vehículos han sido víctimas de actos vandálicos, que podrían haber causado un accidente ya que los autocares estaban circulando.

El episodio más grave se produjo unos minutos antes de las doce del mediodía del domingo en el Vial President Tarradellas, que comunica los barrios de Bonavista y Campclar. Tres o cuatro jóvenes lanzaron una piedra contra un autobús de la EMT. El objeto impactó contra la cabeza del hombre –al parecer la oreja–. La víctima pudo seguir su recorrido hasta finalizar el servicio, momento en que fue relevado por un compañero para que aquél pudiera ir a visitarse a un centro médico.

Tras recibirse el aviso, una patrulla de la Guàrdia Urbana se dirigió al lugar para localizar a los sospechosos con la poca información de que disponían los agentes. Sólo se sabía que uno de los jóvenes llevaba un chándal verde. Los guardias no localizaron a nadie, ya que posiblemente los autores se mezclaron entre los asistentes al mercadillo semanal. La patrulla, al cabo de media hora de búsqueda, abandonó la zona.

El sábado, sobre las nueve de la noche, en la calle Riu Besós –muy cerca del anterior incidente–, tres jóvenes lanzaron piedras a otro autobús, sin causar heridos. La descripción de los autores era parca. Sólo se indicó que uno podría llevar una camiseta del PSG. 

El subinspector de la Guàrdia Urbana Jordi Martí reconoce que dicho cuerpo policial ha abierto diligencias para poder localizar e imputar a los autores por un delito de lesiones. Para ello se buscarán también grabaciones de cámaras de seguridad cercanas. Paralelamente se está a la espera también de que la EMT presente la correspondiente denuncia.

Martí señala que de vez en cuando les llegan incidencias en autobuses de la EMT. «Los autores normalmente se encuentran en descampados o en algún puente. Suelen ser menores de edad». Cuando las patrullas se desplazan a la zona, los autores ya han huido o lo hacen al percatarse de la presencia policial. Se persiguen estos hechos por el riesgo que pueden ocasionar en la conducción ante la posibilidad de ocasionar un accidente, por lo que los individuos podrían ser acusados también de un delito contra la seguridad vial.

Varios antecedentes

El del pasado domingo no fue el único acto vandálico este año contra un autobús de la EMT en el Vial President Tarradellas. El pasado 15 de septiembre ya se produjo un hecho simular. Unos desconocidos lanzaron alguna piedra u objeto similar, rompiendo uno de los cristales del vehículo. 

Otras roturas de cristales han tenido lugar el 5 de julio y el 27 de febrero, en este último caso en la parada de la calle Pere Martell por parte de un usuario que no quería pagar el importe del billete. 

Pero aparte de las roturas de vidrios ha habido diversos episodios de alteración del orden, como el ocurrido el 28 de febrero en la calle Doctor Mallafré, o la del 12 de mayo por parte de un joven. Este mismo mes un individuo se desnudó en el interior de un autobús cuando circulaba por la avenida de Roma.

El 4 de junio, en la confluencia de la Rambla Vella con la calle Sant Francesc, hubo una agresión a unos pasajeros. Los agresores salieron corriendo, pero la Guàrdia Urbana los identificó. Finalmente, el 2 de febrero, el conductor de un autobús fue agredido en la plaza de la Constitució de Boanvista.

Servicios de paisano

Desde hace tiempo, la Guàrdia Urbana de Tarragona realiza servicios preventivos en los autobuses de la EMT. Agentes de paisano realizan el recorrido en las líneas más problemáticas, tanto de día como de noche. Dicho dispositivo, a veces, se efectúa ante algún enfrentamiento o conflicto previo. Fue el caso de uno en la línea de la antigua Universitat Laboral. Se logró identificar a los autores, a los que se retiró la tarjeta de transporte ya que eran alumnos. En otras se efectúa cuando han subido personas conflictivas en alguna parada concreta.

El Diari intentó conseguir la valoración de la EMT sobre esta problemática, sin haber obtenido respuesta.

Temas

Comentarios

Lea También