Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Anna Rull: «Debemos seguir investigando»

La científica ha sido galardonada con el Premio a Jóvenes Investigadores que otorga GeSIDA

Sílvia Fornós

Whatsapp
La investigadora Anna Rull Aixa. FOTO: Alba Mariné

La investigadora Anna Rull Aixa. FOTO: Alba Mariné

¿Por qué el sistema inmunológico de un paciente con VIH es capaz de recuperarse y el de otro no; o ¿Por qué el organismo de una paciente con VIH es capaz de combatir el virus por sí mismo sin casi necesidad de tratamiento?, o ¿Por qué otro paciente con VIH padece una progresión rápida de la enfermedad y otro no? 
Sobre estas cuestiones, y otras muchas, busca respuesta Anna Rull Aixa, investigadora post-doctoral del grupo de investigación Infection and Immunity (INIM) del Hospital Universitari Joan XXIII de Tarragona, el Institut de Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV) y la Universitat Rovira i Virgili (URV), que lidera el doctor Francesc Vidal. Estudia la inmunogenética y la inmunopatogenia de la infección por VIH. 

El próximo 10 de diciembre en el Palacio de Congresos de Toledo, la también doctorada en Bioquímica por la Universitat Rovira i Virgili, recogerá el premio para Jóvenes Investigadores del área de Investigación Básica que convoca GeSIDA. «Es un reconocimiento a la trayectoria como investigadora y el currículum de proyectos en los que trabajo», explica Anna Rull. 

GeSIDA es un Grupo de Estudio de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) integrado por profesionales sanitarios cuyos objetivos son promover y difundir la investigación y docencia en el ámbito de la infección del VIH con el fin de conseguir una asistencia de calidad. En este contexto, GeSIDA ha puesto en marcha una estrategia de Fomento de Jóvenes Científicos Españoles en la que se enmarca la convocatoria en la que ha sido premiada Anna Rull.

«Es un reconocimiento a la trayectoria y el currículum de proyectos en los que trabajo»

Hoy en día, la investigación que lleva a cabo gira alrededor de dos subgrupos de estudio: los individuos VIH no recuperadores inmunológicos y aquellos que definen como controladores de élite. «Estos últimos hacen referencia a un porcentaje de pacientes con VIH cuyo organismo tiene la habilidad de controlar el virus y en algunos casos, incluso, sin tratamiento antiretroviral. Estos pacientes son interesantes porque podrían tener las claves de una posible cura funcional de la infección por VIH», explica la investigadora. 

Mientras, el segundo subgrupo hace referencia a una cohorte de pacientes identificados como no recuperadores. Esto significa, en palabras de Anna Rull, que «son pacientes que cuando empiezan el primer tratamiento antiretroviral tienen un recuento de CD4 muy bajo y, a pesar de que el tratamiento sea satisfactorio porque hay una supresión virológica buena, no alcanzan una recuperación inmunológica completa y están más expuestos a tener infecciones oportunistas». 

Estos pacientes tienen un peor pronóstico a lo largo del tiempo comparados con los recuperadores, por lo que su estudio tiene una gran trascendencia clínica. Verònica Alba (técnica de laboratorio) y Jenifer Masip (estudiante pre-doctoral), así como las enfermeras Anna Martí y Montserrat Vargas trabajan con Anna Rull en el grupo de investigación Infection and Immunity (INIM). 

En esta labor científica, la investigadora destaca la trascendencia de las ciencias Ómicas (genómica, proteómica, transcriptómica y metabolómica). «A través de la metabolómica obtenemos más información de los metabolitos que con un análisis clínico convencional, mientras que la proteómica descubre cambios a nivel de proteoma y, por último, la genómica distingue los genes implicados en la enfermedad. Son muchos los datos que podemos generar», asegura Anna Rull. 

En esta línea, la investigadora valora que el premio recibido «es un impulso para seguir investigando porque las claves de todas las bases moleculares implicadas y vías metabólicas en la infección por VIH son todavía muy desconocidas. Falta mucho por descubrir y debemos seguir trabajando».  

Temas

Comentarios

Lea También