Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aprender inglés sin salir de casa, una aventura en familia

La profesora Bego Corrales sugiere una inmersión en el idioma desde la más tierna infancia para ahorrar tiempo y dinero

Gloria Aznar

Whatsapp
Bego Corrales con el libro donde propone recomendaciones para que las nuevas generaciones dominen el inglés. Foto: Pere ferré

Bego Corrales con el libro donde propone recomendaciones para que las nuevas generaciones dominen el inglés. Foto: Pere ferré

El inglés es la eterna asignatura pendiente de muchos tarraconenses. Se estudia, se aparca, se retoma, nunca se acaba de dominar... Por ello Bego Corrales, profesora de este idioma, propone aprenderlo como si de la lengua materna se tratase. «Ya antes de quedarme embarazada tenía claro que a mis hijos les hablaría en inglés para que lo asimilaran desde la cuna». Y así lo hizo.

Como madre de dos niños, de 13 y de 5 años, Bego apostó por la inmersión desde el primer momento con unos resultados que a ella misma la han sorprendido. Un método que ha recogido ahora en el libro Aprendre anglès a casa donde da algunas claves y recomendaciones a todas las familias que se animen a seguirlas y que también lo pueden hacer a través de la web aprenderinglesenfamilia.com

Pero ¿es factible cuando los progenitores no dominan la lengua inglesa? «Sí porque lo hacen con la televisión, con los libros y con internet todo es mucho más fácil. De hecho, explico el caso de un niño que la domina a la perfección a pesar de que los padres nunca le habían hablado en esta lengua», defiende.

Campamentos, extraescolares, clases de refuerzo... Bego sostiene que no es suficiente. «Todo ayuda, pero tiene que haber algo más. En la escuela, con dos o tres horas semanales los menores lo ven como una asignatura más y se perpetúa mucho. Se pasan años y años con la misma temática. Después van al instituto y vuelven a empezar y al final acaban odiándolo».

En este sentido, esta profesional sugiere que de forma lúdica y prácticamente sin darse cuenta puedan adquirir la lengua ya sea «siguiendo los dibujos que más les gustan, contratando una au pair para que hablen y jueguen juntos o viendo las películas en versión original». El objetivo, en cualquier caso, es «que lo vean útil. Tienen que ver que hay una sociedad que habla inglés y que les puede servir para muchas cosas».

En el proceso, una de las claves es la edad del menor. Así, Bego comenta que «cuanto más pequeños mejor. Si ya tienen siete u ocho años también se puede empezar pero es conveniente proponerles unos dibujos nuevos, de lo contrario es muy difícil que cambien de idioma en un programa que están acostumbrados a seguir en catalán».

En Aprendre anglès a casa, Bego Corrales explica casos reales de diferentes familias con distintos niveles con el propósito de ahorrar a otros menores, padres y madres «tiempo y dinero». Una nueva metodología que implica otra mentalidad. «La solución está en un cambio de base, más social», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También