Aprobadas las Normas urbanísticas provisionales de Tarragona

El POUM aprobado el 2013 fue anulado por una sentencia del Tribunal Supremo del año 2020

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del urbanismo de Tarragona. Pere Ferré

Imagen del urbanismo de Tarragona. Pere Ferré

La Comisión de territorio de Catalunya, reunida extraordinariamente hoy, ha aprobado definitivamente las Normas urbanísticas provisionales de Tarragona, un instrumento de planificación sencillo que dará amparo a la ordenación de la ciudad mientras se redacta y tramita el nuevo Plan de ordenación urbanística municipal (POUM), más complejo, que sustituirá el que fue anulado por sentencia judicial.

El POUM aprobado el 2013 fue anulado por una sentencia del Tribunal Supremo del año 2020. Cuando esto sucede, pasa a regir el planeamiento urbanístico inmediatamente anterior, en este caso, el Plan general de 1995. Se trata de un instrumento ampliamente superado por la realidad y con dificultades prácticas de aplicación, lo que implica un alto grado de inseguridad jurídica. Es necesario que el Ayuntamiento de Tarragona impulse y redacte un nuevo POUM que sustituya el anulado judicialmente.

Según el director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Agustí Serra, “la sentencia tiene que servir para redactar un nuevo POUM que se adecúe a las necesidades actuales” y, por lo tanto, la anulación “tiene que ser vista como una oportunidad para adaptarnos a la nueva realidad”.

No obstante, este es un proceso laborioso, que se puede prorrogar varios años. Había que encontrar una solución temporal que diera cobertura a la planificación y desarrollo de la ciudad de Tarragona hasta contar con este nuevo POUM.

El Ayuntamiento alegó que, para no paralizar totalmente la actividad urbanística y constructora de la ciudad en un contexto, además, de crisis económica, era aconsejable disponer de unas Normas de planeamiento urbanístico de aprobación inmediata y de carácter urgente. El objetivo es contar con un marco normativo estable, que otorgue seguridad jurídica y facilite la toma de decisiones de las personas y empresas.

Tanto la Comisión territorial de urbanismo del Camp de Tarragona como la Comisión de Territorio de Catalunya informaron favorablemente de la existencia de una situación de urgencia. Así, el Consejo Ejecutivo del pasado 2 de noviembre aprobó suspender la vigencia del POUM de 1995, evitando su aplicación, y también dio luz verde a aprobar unas Normas urbanísticas provisionales.

Justo el día siguiente, el miércoles 3 de noviembre, la Comisión territorial de urbanismo del Camp de Tarragona aprobó inicialmente estas Normas provisionales. Hoy, la Comisión de territorio de Catalunya, reunida con carácter extraordinario con solo este punto al orden del día, ha hecho la aprobación definitiva. Las Normas provisionales entrarán en vigor una vez se publiquen en el DOGC y tendrán una vigencia de cuatro años, tiempos durante el cual habrá que tener redactado y aprobado el nuevo POUM.

Temas

Comentarios

Lea También