Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Así solucionarían los internautas las vergüenzas de Tarragona

La opción mayoritaria es derribar el antiguo preventorio de la Savinosa, la plataforma del Miracle y el edificio de la Casablanca, que fue un sociosanitario

Xavier Fernández

Whatsapp
Los edificios del preventorio se hallan en pésimo estado de conservación. Foto: Jaume Cardona

Los edificios del preventorio se hallan en pésimo estado de conservación. Foto: Jaume Cardona

Imagen de la que fuera una espectacular bolera frente a la Ciutat Residencial. Foto: Lluís Milian

Imagen de la que fuera una espectacular bolera frente a la Ciutat Residencial. Foto: Lluís Milian

El antiguo Hospital de la Mare de Déu de la Salut ha sido totalmente tapiado. Foto: Pere Ferré

El antiguo Hospital de la Mare de Déu de la Salut ha sido totalmente tapiado. Foto: Pere Ferré

Las vías parten Tarragona y son una brutal cicatriz que impide el acceso desde el centro de la ciudad a la playa. Foto: Lluís Milian

Las vías parten Tarragona y son una brutal cicatriz que impide el acceso desde el centro de la ciudad a la playa. Foto: Lluís Milian

La plataforma está cerrada para evitar accidentes, pero se puede acceder sin problema alguno. Foto: Lluís Milian

La plataforma está cerrada para evitar accidentes, pero se puede acceder sin problema alguno. Foto: Lluís Milian

El Ayuntamiento ha adecentado un poco el Jardí Vertical durante las últimas semanas. Foto: Lluís Milian

El Ayuntamiento ha adecentado un poco el Jardí Vertical durante las últimas semanas. Foto: Lluís Milian

El interior del Fortí de la Reina es un solar lleno de hierbajos. En su día fue un restaurante de lujo. Foto: Pere Ferré

El interior del Fortí de la Reina es un solar lleno de hierbajos. En su día fue un restaurante de lujo. Foto: Pere Ferré

¡A por la piqueta! Es el lema que podrían gritar los internautas y ‘facebookeros’ que han votado en la encuesta del Diari de Tarragona sobre qué hacer con las vergüenzas de Tarragona, la serie de edificios que languidecen en un penoso estado de conservación.

Casi la mitad de las más de 1.200 personas que escogieron entre una de las cuatro opciones para el preventorio de la Savinosa apuestan por derribarlo y convertir en zona verde el terreno que une las playas de la Arrabassada y la Savinosa. Más de 400 internautas prefieren combinar su uso público y privado, un centenar largo optan por un resort privado y 78 se apuntan a la idea de construir un túnel que una ambas playas bajo del preventorio.

El derribo es la opción aún más mayoritaria en el caso de ese mamotreto de cemento que es la plataforma del Miracle. Un 61% la derruiría, opción que también aprobó en 2014 el Ayuntamiento de Tarragona.

El antiguo Hospital de la Mare de Déu de la Salut, más conocido como Casablanca, también caería bajo la pala de la excavadora, si hiciéramos caso a la opinión de las redes. Entre los 1.178 votos registrados, 719 desean que la zona se convierta en un privilegiado mirador.

Las respectivas administraciones, sin embargo, no están por la labor del derribo. Quizá haya ganas –o no– pero lo que no hay son fondos. El tiempo pasará. Y las vergüenzas seguirán.

Según publicó el Diari el pasado 25 de febrero en un artículo de Octavi Saumell, el Ayuntamiento y el Gobierno español negocian reabrir la plataforma del Miracle, cerrada por falta de mantenimiento desde 2003.

El objetivo es darle un ‘aire más dulce’ y ubicar en la parte superior un restaurante, la opción menos votada en la encuesta del Diari . Antes sería necesario renovar el pavimento de la plataforma. El presupuesto es de 600.000 euros, que no se tendrían que pagar ahora si en su día se hubiese hecho un mantenimiento adecuado.

Diputación y Ayuntamiento tampoco quieren derribar el preventorio de la Savinosa. Tras una larguísima disputa política se ha aprobado, previo concurso público, un proyecto arquitectónico que ha decidido mantener todos los edificios y ampliar la zona ajardinada.

Aún no está claro a que se destinarán los edificios que acogieron a niños refugiados durante la Guerra Civil y, posteriormente, en pleno franquismo, a chavales de familias con escasos recursos económicos.

La Generalitat es la Administración propietaria de Casablanca. Clausuró el edificio cuando entró en funcionamiento el nuevo sociosanitario Francolí, ubicado junto al Hospital Joan XXIII.

Mientras el inmueble se degrada día a día, lo único que ha hecho el Govern es ponerlo en alquiler por 32.000 euros anuales. La propuesta de convertir la zona «en otro gran balcón de la ciudad» la lanzó, a instancias del Diari , el arquitecto Enric Casanovas. Suyas y del arquitecto y presidente de la Cambra de la Propietat Urbana, Agustí Pujol, son la mayoría de ideas que el Diari ha sometido a votación en su web durante un mes.

La Generalitat también haoptado por alquilar la Ciutat Residencial. El arrendamiento se dispara a los 480.000 euros anuales. Los internautas quieren recuperar su uso como ciudad de vacaciones.

La añoranza es el motivo de que 900 internautas opten por ubicar de nuevo un restaurante en el Fortí de la Reina. Su interior es ahora un solar lleno de inmundicias, hierbas, piedras y restos de fuegos artificiales.

El sueño de Tarragona –y de los que han votado en la web– de desviar las vías del tren parece un imposible. Al menos las obras de construcción de la pasarela que conectará el Balcó y la playa avanzan a buen ritmo.

El jardín vertical de la Tabacalera ha sido un fiasco. Lo que debía ser emblema de ciudad cool es un nido de suciedad. Aunque el Ayuntamiento intenta adecentarlo, las vigas oxidadas hacen juego con los hierbajos colgantes. El jardín supuso una inversión de 3,3 millones. La opción más votada en la web es retirarlo.

Pero para desastre mayúsculo el de la Tabacalera. Un paseo por su interior descorazona a cualquier amante de Tarragona. Los internautas apuestan por ubicar todas las dependencias municipales. El Ayuntamiento presume de que este año –tras una década cerrado– se definirá el plan de usos del edificio. Que se den prisa, que la Tabacalera se pudre.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También