Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Avalancha de solidaridad en la recogida de ropa para los usuarios del Hospital Joan XXIII y del Sociosanitario Francolí

Tarraco Salut pide a los tarraconenses que dejen de llevar prendas para los enfermos y los sin techo, «ya que no nos cabe más», dicen

Carla Pomerol

Whatsapp
Lluís, uno de los voluntarios, en el ropero de Tarraco Salut. FOTO: Cedida

Lluís, uno de los voluntarios, en el ropero de Tarraco Salut. FOTO: Cedida

Los tarraconenses son solidarios. Así lo ha podido comprobar la entidad sin ánimo de lucro Tarraco Salut, quien hace apenas una semana hizo un llamamiento para recoger ropa para los usuarios del Hospital Joan XXIII y del Sociosanitario Francolí. Durante estos siete días, el ropero de 15 metros cuadrado con el que cuenta la asociación no ha parado de recibir visitas solidarias. No cabe ni una bufanda más. «Pedimos que, de momento, no traigan más ropa, porque no cabe. De aquí unos meses, volveremos a hacer un llamamiento», explicaba ayer Mariona Bertomeu, miembro de Tarraco Salut, quien aseguraba «no encontrar palabras para agradecer esta avalancha de solidaridad». 

Nunca antes había pasado una cosa así. Hace una semana, Tarraco Salut, una asociación que se encarga de hacer acompañamientos hospitalarios a aquellas personas que están solas, decidió llamar a la ciudadanía para recoger ropa para usuarios de los centros sanitarios, como por ejemplo, sin techos o personas que no tienen familia y que, por lo tanto, nadie les trae ropa al ser dados de alta. La entidad creyó necesario poner en marcha la campaña a causa del frío de estos últimos días. Pedían, sobretodo, ropa cómoda, chandal, chaquetas de punto, bufandas y ropa interior. La asociación recomendaba que fuera de hombre, «ya que se adapta al cuerpo de la mujer y, además, la mayoría de usuarios son hombres», explicaba Bertomeu. 

La entidad cuenta con un ropero de 15 metros cuadrados en el mismo Hospital Joan XXIII, y ayer ya habían más de un centenar de bolsas. Los tarraconenses se han volcado con la iniciativa. La entidad cree que la clave del éxito fue difundir la iniciativa a través de los grupos de WhatsApp. Bertomeu pide ahora que no se lleve más ropa hasta nueva orden. «Espérense, haremos otro llamamiento de aquí unos meses. Ahora no nos cabe más», comentaban ayer desde la entidad. 

Temas

Comentarios

Lea También