Más de Tarragona

Barajan ubicaciones como la prisión o Tabacalera para el Palau de Justícia de TGN

El presidente de la Audiencia Provincial asegura que la dispersión actual causa muchos quebraderos de cabeza

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
El presidente de la Audiencia de Tarragona, Joan Perarnau, durante su comparencia de ayer. FOTO: PERE FERRÉ

El presidente de la Audiencia de Tarragona, Joan Perarnau, durante su comparencia de ayer. FOTO: PERE FERRÉ

¿Dónde irá finalmente el nuevo Palau de Justícia o el Fòrum Judicial, como se quiera nombrar? A esta pregunta no pudo responder ayer el presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona, Joan Perarnau, en la presentación de la memoria del año 2020 de los órganos judiciales de la demarcación. No pudo responder –aunque tampoco le pertoca, según reconoció– porque la moneda todavía está en el aire. Si inicialmente un convenio permitió permutar los terrenos del actual El Corte Ingles –donde tenían que ir inicialmente los Juzgados– con otros cercanos a la comisaría de la Guàrdia Urbana para levantar las dependencias judiciales, ahora parece que la cosa no está tan clara. Perarnau comentó que «en el último año se ha hecho más trabajo que en los 20 anteriores». Y es que tanto la Generalitat como el Ayuntamiento han estado debatiendo el tema, aunque ahora por ahora no hay fumata blanca. El presidente de la Audiencia sí que adelantó que, además del emplazamiento fijado inicialmente, hay dos más que han salido: la antigua prisión y Tabacalera. «Soy realmente optimista», confesó. Y ello después de que se esté buscando desde hace 25 años dónde levantar el edificio.

Perarnau considera «urgente» el nuevo edificio judicial. Por una parte, porque se ha pedido la creación de nuevos órganos judiciales –que por ahora se han denegado– y se tendrían que poner en nuevos edificios, aumentando la dispersión. Y por otra porque ha recibido muchas quejas de los problemas que está ocasionando esta falta de espacio. En los Juzgados de lo Penal de Tarragona, en la calle Sant Antoni Maria i Claret, no hay salas de espera y la gente tiene que aguardar en la calle. En el Juzgado de VIDO –violencia contra la mujer–, los abogados tenían que entrevistarse con las víctimas en los pasillos. Este problema ya se ha solucionado. Y se están cediendo salas de la Audiencia Provincial para otros Juzgados. Así, por ejemplo, se están usando para las declaraciones de Iqoxe, porque hay muchas partes y, con las restricciones de la Covid, se necesita mucho espacio. Y también se usan para instruir otras causas.

Tampoco hay espacio para los macrojuicios. Las dos secciones penales de la Audiencia tienen en estos momentos ocho –desde el incendio de Horta de Sant Joan hasta Inipro, pasando por una de las piezas de Innova– para celebrar la vista oral, por lo que se tendrá que buscar espacios alternativos.

Menos delitos, menos detenidos

Durante el año pasado se cometieron en la demarcación 44.148 delitos, frente a los 53.359 de 2019, lo que representa un descenso del 17,26 por ciento. Bajaron los delitos contra el patrimonio (-20%), contra las personas (-7,4%), contra la seguridad viaria (-11,12%) y contra la salud pública (-6%), mientras que subieron los de contra el orden público (+37,52).

En cuanto a las detenciones, este año se han hecho 2.776, 497 más que en el 2020. Durante los primeros cinco meses de año se han contabilizado 18.188 delitos, 15.372 del mismo periodo de 2020.

En los Juzgados

Las dos secciones civiles de la Audiencia Provincial les han llegado muchos más casos de los que les pertocan y, además, tienen muchos acumulados, por lo que se ha pedido otro magistrado. En cuanto a las dos salas penales, se han solicitado dos magistrados más para la Sección Segunda para poder desdoblar el número de juicios por día.

En los Juzgado de Instrucción de Tarragona el problema está en el 1 porque lleva causas complejas, como Iqoxe e Inipro. Estas las instruye la magistrada titular, mientras que del resto de asuntos se encarga otro juez. Perarnau quiere que los casos como máximo (incluso los complejos) se instruyan como máximo en 2-3 años, no en diez o más como ahora.

En el Juzgado de Familia el problema viene por la vagancia del anterior magistrado, que finalmente fue expedientado y apartado. A partir de julio habrá dos jueces a tiempo completo.

Los juzgados de lo Social de Tarragona y Reus tienen una gran carga de trabajo, que se verá aumentada cuando terminen los ERTOS. Por ello, se ha pedido la creación de un nuevo juzgado en cada partido judicial.

Los Juzgados que llevan materia civil también cuenta con una carga de trabajo muy superior al que les pertoca.

Temas

Comentarios

Lea También