Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Black Friday: ¿Oportunidad o capricho?

Compras. La semana de descuentos se extenderá hasta el lunes 27 de noviembre, el conocido como ‘Cyber Monday’

Sílvia Fornós

Whatsapp
La campaña de compras masivas es este viernes, 24 de noviembre. FOTO: ALBA MARINÉ

La campaña de compras masivas es este viernes, 24 de noviembre. FOTO: ALBA MARINÉ

Hola socio, ha llegado el Black Friday! 20% de descuento adicional en todos los productos; Empieza el Black Friday Week. Todo -30% de descuento; Black Friday anticipado solo para socios. Irresistibles, únicas y exclusivas. Así se ‘venden’ las ofertas del ‘viernes negro’ (24 de noviembre) y del Cyber Monday (27 de noviembre). 
Promociones masivas que llaman a aprovechar todo tipo de descuentos en moda, belleza, tecnología, automovilismo, etc. En palabras del profesor Jaume Gené, de la Facultat d’Economia i Empresa de la URV, «los consumidores seguimos siendo muy sensibles al precio, y cuando vemos que el coste de un producto que queremos es inferior inmediatamente los compramos». 
Él mismo señala que el Black Friday es un ejemplo más de cómo el mercado ha cambiado y seguirá cambiando. «Hoy en día, todo se resume a la aparición de nuevos productos, ofertas, más productos, una bajada de precios rápida, la posibilidad de devolver los objetos después de unos meses… El mercado, sobre todo el sector de la electrónica y la moda, ha sufrido una revolución», añade.

La tecnología es uno de los sectores que más ofertas tiene. FOTO: ALBA MARINÉ

Esta tradición norteamericana llegó por primera vez a España en 2011, y desde entonces las cifras de ventas no han parado de crecer. Las previsiones, para este año, son igual de optimistas. El gasto medio será de 215 euros, o lo que es lo mismo, un 49% más respecto al año pasado, según el estudio Mascupon Black Friday 2017. 
Entonces, ¿oportunidad o capricho? Las promociones masivas tienen un efecto inmediato en el consumidor. Según la profesora del grado de Màrqueting i Investigació de Mercats de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Jessica Lingan, comprar durante el ‘viernes negro’ puede provocar «excitación emocional, nerviosismo y euforia». «Recibimos muchos mensajes que, sin saber lo que queremos comprar, nos motivan y nos crean expectativas y ansias de compra», añade. 

Tener a mano una lista con lo que se quiere o necesita ayuda a mantener la cabeza fría. Desde el punto de vista de la profesora Lingan, «consultar los establecimientos y las marcas, conocer las características de las promociones y saber el porcentaje de descuento» son estrategias útiles para huir de la compra compulsiva». Al respecto, la profesora de los Estudis d’Economia i Empresa de la UOC, Neus Soler, añade que «comprando a un precio inferior nos permitimos pequeños caprichos que no nos permitiríamos a un precio regular» y argumenta que «la presión publicitaria es tan poderosa que puede llegar a dificultar que los consumidores piensen en la necesidad real del producto». 

El comercio local
La peor parte, coinciden los expertos, «se la lleva el pequeño comercio que no sabe cómo adaptarse». El profesor de la URV califica la campaña de «canibalización de las ventas» ya que todas las que se realicen durante la promoción no se harán ni en Navidad ni Reyes». Neus Soler puntualiza que «aunque el pequeño comercio cerrará mejores ventas en noviembre, verá atacado el margen de beneficio, ya que las ventas se harán por debajo del precio regular».

Cada vez más sectores se suman a la campaña. FOTO: ALBA MARINÉ

Relación calidad-precio
El Black Friday y el Cyber Monday son un ejemplo más de las promociones que durante el año se suceden unas tras otras. Sin ir más lejos, este mes también se ha celebrado el ‘día de los solteros’ (Singles Day). 
«Durante todo el año son muchas las ofertas, rebajas, descuentos y las oportunidades que tenemos para comprar productos rebajados. Los consumidores asumimos que estos precios son los normales, cuando no debería ser así», explica Neus Soler. 
Al final, la profesora de los Estudis d’Economia i Empresa de la UOC advierte que en un futuro «la única manera de mantener estos precios rebajados será renunciando a la calidad del producto. «Seguiremos comprando a mejor precio pero ya no tendremos la misma calidad que antes», asegura.

Temas

Comentarios

Lea También